la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

viernes, 28 de diciembre de 2012

mi primer salida con el insistidor o por qué un amigo es una luz - 2da parte

esta entrada es continuación de éssta

le corté el telefono, harta.
me miró y me preguntó quién era.
belén.- nadie.
- ¿cómo nadie?
belén.- n.-. que tipo goma.
- ¿que le pasaba ahora?
belén.- nada. que ya llegó.
- ¿pero no le habías dicho a las 9.30?
belén.- si.
- jajaja.
belén.- no es gracioso, de qué te reís.
- de tu cara.
belén.- que tengo.
- cara de orto.
belén.- si, perdón. es que me enojé. 
- noo, no te enojes che.
belén.- no, es que ya está, ya no podemos hacer nada.
- ¿podemos?
belén.- si, ni vos ni yo, ya esta. ahora si me enojé tengo que esperar que se me pase.
- jaja. ¿o sea que te vas a quedar haciendo puchero la hora que queda?
belén.- no estoy haciendo puchero.
- te suena el celular.
belén.- ¡ya se!, ¡es el goma!
- jajaja.
belén.- no te rias gil.
- decile que venga, no lo vas a dejar ahí una hora.
belén.- ni en pedo, que aprenda.
- no es un perro belén. no va a aprender así.
belén.- dejame.
- dale, a ver, esos hoyuelos...
belén.- basta, no te pongas goma vos también.
- no quiero que estés enojada. la estabamos pasando bien.
belén.- ¡ya se!. es todo culpa de n.-
- pero bueno, yo estoy acá, eh, dale. ponele onda.
belén.- no.
- decile que venga, dale. yo no tengo drama.
belén.- no.
- ahí te llama de nuevo, atendelo.
belén.- ufffff. hola, que pasa.
n.- ¿dónde estás?
belén.- ¿sos pelotudo o te hacés?
n.- dale belén, estoy aburrido.
belén.- okey. es un barcito sobre el salvador.
n.- voy para allá.
belén.- escuchame, per... ¡me cortó!
- jajaja.
belén.- ayyy, estoy enojada.
- jajaa.
belén.- de que te reís.
- no, de nada.
belén.- no veo que te causa.
- vos. es ridículo tu enojo, sos graciosa.
belén.- esto es tu culpa.
- ¿mi culpa???
n.- hola, soy n.-
- hola, que hacés.
belén.- sos un pelotudo.
n.- pero me querés, soy tu mejor amigo.
belén.- no, no lo sos.
n.- soy el mejor amigo pero se hace la machota.
- ¿ah si?
n.- si, ¿no te habló de mi?
belén.- uh dios.
- no, la verdad que no...
n.- estudiamos historia juntos.
- ahhh
n.- ¿vos que estudias?
- ya me recibí. administración.
n.- ah, vos sos de los que estudian cosas que dan plata, claro.
belén.- ey!
- jaja, algo así. ¿se conocen hace mucho?
n.- 7 años, un montón. es mi mejor amiga.
- veo.
n.- che, y ¿por donde vivís?
- palermo.
n.- ah, claro. estás bien, yo vivo en mataderos, los colectivos que van para allá no tienen aire acondicionado.
belén.- ¿otra vez con eso?
n.- ¿pedimos una cerveza?
- eh... es que belén no toma...
n.- tomamos nosotros, no te hagas drama.
belén.- tranqui, 120.
n.- lo que pasa es que belén se enoja, viste, pero después se le pasa...
- ¿ah si?
n.- si si. no hay que darle bola y listo.
belén.- estoy acá eh.
n.- una vez... ella salía con un pibe de la facultad, que era re lindo... bha, es.
belén.- bueno, ya está. empezá a dosificar la info viste.
n.- y resulta que el tipo le dijo ayelén en vez de belén y esta se re enfureció. y entonces no le hablaba, y yo le dije a este flaco, que lo conocía: vos esperá un par de días que se le va a pasar. dicho y hecho.
- es bueno el dato que me das.
n.- estaba re bueno este pibe, todas en la facultad querían salir con él, viste. y esta gila se hacía la dificil, un mes la persiguió. pero bueno, era muy mujeriego, no era su estilo... como cuando te pidió salir ese profesor, ¿te acordás?
belén.- basta, cortala.
- ¿qué profesor?
n.- uno. era un poco viejo, pero que se yo, era profesor viste, yo le daba.
- ah, vos sos...
n.- no no, dios nos libre, no. a mi me gustan las minas viste, ¿o no belén?, pero no así como ella, yo le doy a las polaquitas más bien. rubias, altas, flacas, con cara de sufridas y sumisas, todo lo que belén no es. que no me cuestionen ni me mandonen, porque belén todo el tiempo me marca las contradicciones, son una paja las minas así.
- jajaja.
n.- pasa que ahora estoy un toque gordo, viste, entonces no estoy en mi mejor momento, pero... ¿pedimos otra?
- dale.
belén.- no pidas nada, nos tenemos que ir tarado.
n.- en un rato, perate.
belén.- no, ahora. ya es tarde.
- los acompaño...
n.- noo, perá, nos tomamos otra cerve... pedimos maní o papitas. ¿qué preferis? maní mejor, ¿no?
belén.- yo me voy, si quieren se quedan ustedes.
n.- ves, todavía está enojada, pero después se le pasa, no te preocupes.
- jajaja. dale, vamos. otro día la seguimos.

nos acompañó a la parada y se subió al colectivo con nosotros. n.- le habló todo el trayecto sobre las tetas de la jolie y que le parecía a él que tenía que hacer para bajar de peso. al acercarnos a la parada, lo saludó diciendole que "tenían que verse otra vez". el insistidor me abrazó cortito pero profundo y me saludó con un beso cerca de la comisura.

bajamos del colectivo discutiendo. n.- decía que qué iba a saber él que yo estaba en una "cita", si yo le había dicho que estaba con un amigo, que todo "esto" era mi culpa. mientras caminabamos me dijo que le gustaba ese chico, que era lindo y además se notaba que estaba bien plantado en la vida, que no la cagara otra vez como hacía siempre porque después el se encariñaba con la gente y yo me mandaba una de las mias y los mandaba a freír espárragos. le dije que me dejara en paz. 
en ese momento me sonó el celular.
la pasé re bien. tengo que verte otra vez.
sonreí. 
n.- pispeó por arriba del celular y exclamó ofendido: no puso verlos... ¿será que no le gusté? es que estoy gordo...
largué una carcajada y el enojo desapareció.
esa noche la pasamos bien.

7 comentarios:

  1. Ja, todos conocemos un n, en dosis pequeñas funcionan bastante bien, en dosis elevadas son letales.

    Claramente tus amigos, n p y toda la fauna, merecen un nombre completo como tiene Inés. Y que lo elijan ellos. Y que los hagas aparecer en las etiquetas, he dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿te parece che? ya están todos reunidos en la etiqueta "mis pobres amigos". ¿es necesario diferenciarlos más?

      n.- es letal siempre, siempre viene en dosis elevada.

      Eliminar
    2. La verdá que no había visto la etiqueta esa, entonces está bien, te la dejo pasar.

      Eliminar
  2. Coincido con t., n. es muy cercano a gente que uno siempre conoce.

    Me gusta mucho este blog por lo que estuve leyendo hasta ahora. Es como leer una buena novela de esas que para ver qué pasa dejás de hacer otras cosas. Creo que voy a pasar seguido.

    Saludos,

    Bellis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegro que te haya gustado che. gracias por hacermelo saber.

      abrazo grande.

      Eliminar

comentame toda