la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

lunes, 21 de octubre de 2013

reflexión irreflexiva para otro

donde esta.
me miro, dos ojos marrones con pestañas largas parpadean cuando pienso en parpadear. una y otra vez.
cierro los ojos.
recuerdo algo no tan remoto. fresco todavia.
una sensación, un no se qué. si me concentro puedo sentir.
algo todavía queda.
abro los ojos. dos. marrones. pestañas largas. parpadean automáticamente.
me incomoda que me mires. pienso que ves todo lo que yo veo, desperfectos. todos a la vista.
tenía un novio que me decía que jugaba todo el tiempo, yo. que nunca se sabía con que iba a salir. le gustaba eso.
soy ansiosa.
me aburro a la mitad.
cambio de estrategia en los momentos menos indicados.
me mando la parte aunque este siendo derrotada.
juego con las cartas en la mesa, mi 4 de copas y mi ancho es lo primero que ves.
parpadeo. otra vez. y una. pestañas largas. ojos marrones. dos. me miro.
me muerdo el labio inferior.
teniendo el partido perdido de antemano
me masturbo, suavemente,
y me voy al mazo.

las derrotas son para los pequeños de espiritu.
olvidate.
y te pido perdón si te hice tanto ruido
andate y dejame acá.
hay que seguir nadando en la costumbre,


                      que sin ovarios se vive mejor.
                       eso lo aprendí de vos, viejo.

martes, 15 de octubre de 2013

matías, estilista

matías.- profe, ¿sos torta?
belén.- ¿torta?
matías.- si profe, gay.
belén.- no, creo que no.
matías.- ah, menos mal, es la unica profe linda de la escuela.
belén.- ¿por qué pensaste que era lesbiana?
matías.- y, por la camisa.
me miro la camisa a cuadrille roja y negra que tengo puesta.
belén.- ¿qué tiene mi camisa?
matías.- es re de torta. yo le aviso nomás.

miércoles, 9 de octubre de 2013

the first time

ayer vi una peli chiquita llamada "the first time":
soy una defensora de las comedias romanticas. muchas veces conté, en este mismo blog, que muchos de los problemas que me cercenan la existencia tienen que ver con ellas.
creo necesario, sin embargo, aclarar de que no hablo de las comedias románticas pelotudas del estilo de las que hace jennifer anniston, los amantes del genero sabemos que eso solo es basura pedorra para la gilada. últimamente, además, el género está en decadencia. ya casi no se hacen buenas comedias románticas (pasó algo similar con los otros géneros fílmicos que me apasionan como las pelis judiciales y los thrillers, se ve que soy mufa para la industria).
de un tiempo a esta parte, sin embargo, vivenciamos una especie de mutación. el de las películas pequeñas, intimistas, indies, que cuentan pedazos de historias de amor. algo a lo que, también, el cine argentino nos tiene acostumbrados. películas que parecieran no tener una trama definida, que no necesariamente cuentan una historia, sino simplemente pareciesen posar la cámara en un momento particular y azaroso en la historia de distintos seres humanos y mostrarnos un pedazo, corto, incompleto, sin principio-desenlace-final de su existencia. el nivel de intimidad y verosimilitud del género logra producir en mi una empatía casi inmediata que me permite conectar automáticamente con la historia y sus protagonistas. decía que vivenciabamos una especie de mutación, porque el amor real, de verdad, el diario, el que encontramos en las buenas comedias románticas, ahora solo se nos cruza, si tenemos suerte, en una pelicula de estas pequeñas que no cuentan nada, pero a la vez cuentan todo.
el problema principal, creo, del género, es que al apelar a historias pequeñas y cotidianas muchas veces se quedan a medio camino y pese a ser buenas películas, les falta corazón (drinking budies, con el protagonista de new girl, es una película que expresa esto; todo está demasiado bien en ella, las actuaciones, el guión, la historia, pero sin embargo no logra movilizarte ni un músculo de la cara, no termina de funcionar).

algo que por suerte no le sucede a the first time que es, como les decía, una película indie, intimista, teen, ingenua, inocentona, colorida, con buenos diálogos y pequeñas grandes actuaciones de los dos desconocidos protagonistas, y cuyo eje rondará alrededor de la primera vez de dos adolescentes. la película gira alrededor de la tensión sexual mezclada con los idealismos románticos y miedos de sus dos protagonistas: un romántico y tímido chico a punto de terminar el secundario (que además esta buenísimo, ojo) conoce a una extravagante y conflictiva chica que lo deja perplejo. con diálogos divertidos y exagerados que a mas de uno le recordarán a sus (no tan) pasadas épocas púberes, la película transita su hora y media de duración como una brisa de aire fresco que termina tan rápido que te agarra recién poniendote cómodo en el sillón. todo esto enmarcado en una banda sonora perfecta que casi imperceptiblemente nos va guiando en la historia y reconciliandonos, una vez más, con la idea de que un amor lindo, sincero y espontaneamente real es todavía posible.


durante mucho tiempo creí que el amor se construía. que era un trabajo de a dos, que implicaba esfuerzo diario, cotidiano. estuve 4 años en una relación de ese estilo. tanto trabajamos los dos en eso, que nos convertimos en compañeros, amantes, los mejores amigos, hermanos. pero de amor, poco y nada.
después de esa experiencia me convencí que tener afecto o querer a alguien no es suficiente; de que el amor está o no está, que es una conexión real, que se siente de pronto. se que esa conexión existe, porque me pasó. nunca duró mas que un par de días, pero estoy segura de que el amor es eso, pero en continuado. no me pienso conformar con menos.



8 paremosdesufrir para the first time.

al que le interese la película, puede descargarla o verla online desde acá

lunes, 7 de octubre de 2013

i was here

la semana pasada fuimos con unos amigos a un congreso de historia en mendoza. en el hostel, dormiamos en camas cuchetas.
todas las noches, antes de caer agotada despues de haberme pasado horas dando vueltas o caminando, mis ojos se posaban sobre el elástico de la cama cucheta de arriba y releían, como un mantra:
chester was here - agoust 2003

es curiosa esa ansiedad de los seres humanos por sentirse existentes. en general la gente no palpa su vida, salvo que esté solo. la convivencia con uno mismo en soledad no permite distraerse. cuando uno vive con otros, tiene la ilusión que es parte infaltable de esos otros que lo acompañan. que es indispensable. la soledad te planta cara a cara la verdad verdadera: nadie es indispensable para nadie. realidad que te roza de cerca cuando se muere un padre, un hijo, cuando te deja tu primer novio y te das cuenta que sigue viviendo sin vos pese a que durante 5 años compartieron todo juntos. los otros son circunstancias externas. algunas duran mas, otras menos. en la práctica, estamos solos. somos uno, y esa ilusión de ser dos, o mas, es solo óptica. la distancia, la muerte, las peleas, la vida, las decisiones nos alejan de los otros. nuestra vida es nuestra eleccion, somos lo que pudimos hacer de nosotros luego de lo que hicieron con nosotros nuestros padres, y así vamos, a la deriva, buscando encontrarnos sumergidos en desencuentros. cada tanto una pequeña lucecita se enciende y la calidez nos inunda, pero suele pasar mas temprano que tarde. elegimos un compañero de ruta, a veces por enamoramiento, otras por amor,  otras por resignacion. mejor compartir una existencia mediocre que adolecer de soledades decididas, pensamos, y soportamos a un otro con el que peleamos por que el peso del tiempo no nos termine por odiar. un día dejamos de soportar sus chistes, su aliento, ese diente chueco y esas bermudas que usa todo el tiempo. antes todo eso estaba ahí pero de pronto todo se vuelve mas patente, mas real, mas certero. nos da asco el de al lado, despues de tantos años, de tanto compartido, de tanto vivido. ¿como puede ser?. duele enterarse que no eras uno, eran dos. yo aprendí que no era indispensable cuando se quebró mi primer amor, tan joven, tan ingenuo, tan sano, tan nuevo. nada de lo que vendría se parecería porque de pronto ya estas marcado. ya entendiste que podes vivir sin la otra persona, que el mundo sigue girando sin el otro y que tus sentidos, tu sexo, tu mente, seguirá funcionando mientras se aleja de tu historia con el otro, esa que parecía tan nítida y atemporal. pronto para el otro ya no serás nada. tal vez un recuerdo que haga sonreir, si hay suerte.

si miro para atrás y veo a toda la gente que fue desapareciendo en mi camino, que fui dejando atrás, se me estruja un poco algo y no puedo evitar pensar que tendríamos que poder dejar escrito en la piel del otro lo que chester dejó escrito en la cama cucheta perdida en mendoza.

belén was here.
y así, tatuados de tanto afecto que pasó por nuestras vidas, recordar que nuestra existencia, pese a estar signada por la soledad, estuvo repleta de cariños perdidos que alguna vez pensamos indispensables.