la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

sábado, 14 de septiembre de 2013

solo eso, por hoy

últimamente siento que nadie me escucha.
es como... como una sensación extraña, nunca me había pasado.
hablo, digo cosas, palabras, pero me da la sensación de que el receptor no las registra.
tal vez no estoy siendo lo suficientemente clara.
siempre me resultó fascinante el acto comunicacional. alguien piensa algo, y lo dice. al decirlo, ya a partir de las delimitaciones prácticas que contiene el lenguaje en si mismo, estamos diciendo algo diferente a lo que pensamos. eso sale, queda en suspenso en el aire, y alguien lo decodifica. alguien si es una sola persona, digo. decodifica eso que dijiste y hay un tercer cambio, lo que el otro entendió de lo que vos dijiste intentando traslucir lo que pensaste. tres deformaciones producidas casi simultáneamente. mejor si tus receptores son dos, o tres. cada cual decodifica algo distinto a lo que vos pensaste e intentaste decir.
tal vez si te estoy diciendo esto, y vos no podés entenderme, no es culpa de nadie. tal vez en realidad yo no quiero realmente contarte lo que me pasa. tal vez no lo se. tal vez vos no querés escucharme. o no te interesa. o no podés.
soy una defensora de las palabras. hablo mucho, escribo mucho, garabateo todo el tiempo, en el colectivo, en sueños (tengo un cuadernito al lado de la cama), en clase, mientras veo peliculas. tener un papel y una lapicera cerca me tranquiliza. tal vez considero que tengo mucho que decir. muchas pelotudeces, justamente. mi mamá siempre decía que yo tenía una opinión formada sobre todo, no importara qué, siempre tenía algo que decir.
mi mamá era muy callada. nunca decía nada, mi vieja. no le interesaba demasiado dialogar. pasaba horas enteras sin emitir una palabra. tal vez por eso yo, que necesito desesperadamente miles y miles de palabras para relacionarme con los demas se que en realidad todo esto es ficción. ficción de entendimiento. hacemos como que.
la verdad es que nada de lo que yo diga, ni de lo que vos leas o me escuches, va a implicar ningun tipo de puente comunicacional entre nosotros dos. que las palabras en realidad son conceptos, sonidos, letras bonitas y poco más.
por eso cuando yo te estoy diciendo que estoy pasandola mal, peor, que la estoy pasando como el orto vos no me escuchas. no me querés escuchar. tal vez es más fácil para vos no entenderme.
pero cuando presa de un ataque de desesperación por no poder comunicarte que me estoy muriendo por dentro revoleo un vaso contra la pared y se rompe en mil pedazos, recién ahí, vos, me mirás. recién ahí, me ves. recién ahí, me sentís.
y yo rompo a llorar.
pero no te asustes.
es alivio.
estás acá. me mirás. me ves.
ya no preguntás idioteces. ya no tapas mis palabras de dolor con dobles sentidos sarcásticos.
ya no intento explicarte lo inexplicable.
ya no necesito que me escuches, ni que me leas.
solo que me confirmes que estoy acá, de verdad.
ahora solo necesito que me sigas mirando, por favor.

17 comentarios:

  1. es fundamental expresar la tragedia personal de manera humoristica, porque cuando lo lees realmente te reis de vos misma y lo ridiculizas, primer paso para superarlo. (y yo ahora me estoy riendo de mi por la razón de que esta la luz apagada y para poder ver el teclado preferí levantarlo con la izquierda y escribir con un solo dedo de la otra, todo por no levantarme a prender la luz)ahhjj....listo

    ResponderEliminar
  2. y ademas los blogs sirven exactamente para esto, para contarselo a un alguien, es puro psicoanalisis, el unico camino a la verdad

    ResponderEliminar
  3. aproba mis comentarios que los quiero ver!!!!! aaaaaaaaaaaangalangatracaaaaaaaaaaa!!!

    ResponderEliminar
  4. ¿Sabés una cosa? Yo estoy llorando. Pero no por leerte. Estaba llorando y busqué algo que me alegrara, como tu blog. Y siento que estás como yo, triste. Estoy acá, te miro, me ves...Como decís vos. No estás sola. Te sigo mirando. Un beso, Silvia,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. salirse para afuera a veces es la única opción.
      las lagrimas siempre alivian, al menos. peor si no pudiesemos sacar la mierda y quedase toda atorada ahí dentro, atorandonos.
      que lindo que estemos por acá, sil. un abrazo enorme. mañana será otro día y todo vuelve a empezar.

      Eliminar
    2. Mirá Belén (siempre digo "mirá", me cache en die!). Mi papá se murió con yo tenía 23 años. Fue insoportable. Creía que todo se venía abajo, de verdad. Él era muy joven (53 años). Todo siguió andando, como pasa siempre. Pero me quedó la espina clavada, como quién dice. Hace 8 años se murió mi mamá. Pero estaba muy enferma, desde hacia mucho tiempo, tenía 83 años y era como que, que querés que te diga,el final previsible. Pero mi hermano Manolo no. Desde hace más de 10 años sufría de alzheimer! Los médicos no lo podían creer. Tan joven! Y con esa enfermedad. Era un tipo pintón, ganador, super inteligente, todo el mundo lo quería, fue mi ídolo desde que nací. Cariñoso, buen padre, buen esposo, buen hijo, buen hermano...Realmente lo mejor que le pudo pasar es morirse, pero eso no quita que no lo pueda superar, ahora ni nunca. El puto destino se ensañó con él! Justo con él! Era optimista por naturaleza. Aunque las cosas, a veces, le iban para la mierda, siempre le buscaba la vuelta. No se por qué te cuento esto. Será por qué me parece que estoy pensando en voz alta, o mejor dicho, escribiendo lo que pienso. Fue el padrino de mi casamiento. Mi viejo ya se había muerto. y tenía adoración por mi, su "hermanita". Se positivamente que nada va a volver a ser igual. Nada. No está Manolo. Era ese tipo de personas que no se puede substituir. Gracias por tus palabras. Yo soy la primera que pienso que con la "fresca" todo es diferente...Pero cada día que pasa, más me pega el bajón. Será que no me permito llorar en su momento. Me hago ó soy fuerte. Pero no sirve de nada. Es una frase gastada, pero no se le puede pedir al tiempo que vuelva. No sabés las cosas que cambiaría! Perdoná que haga catarsis con vos. En casa no quiero. Todos me están mirando, como diciendo: a ver, cuando explota? Pero yo exploto en privado. Es una joda...soy de escorpio, calladita en el dolor. Un beso, Silvia. No te voy a joder más con esto, ponele el "número", como diría un lunfa.

      Eliminar
    3. me encanta que escribas y me cuentes. viste que al final si podías escribir.
      las cosas que duelen suelen ser mas faciles de contarselas a desconocidos.
      lo bueno de lo malo y lo malo de lo bueno es que siempre pasan.
      pienso en tu hermano y pienso en vos. abrazo.

      Eliminar
  5. Hace ya algún tiempo escribí sobre esto mismo, sólo que mi acto (in)comunicacional era el inverso: un ser humano queriendo escuchar a otro imposibilitado para el habla. Las entradas son dos, se llaman: "Desconexión sideral" y "El dolor en la palabra".
    Y, por si no encontrás nada bueno en la tele, están acá: http://dialecticos-anonimos.blogspot.com.ar/2012_02_01_archive.html

    ResponderEliminar
  6. Sos de lo que no hay, linda, lindisima.
    Una vez entendí que aveces, cuando queremos que nos miren hacemos lo posible para eso, hablamos, gritamos, nos tratamos de comunicar con mi palabras y si tendríamos la posibilidad de tener un reflector que nos apunte para que nos vean, lo tendríamos. Pero mientras nos obsesionamos con esa mirada, hay otras miradas que te ven brillar al natural, con la luz propia, tal vez de una manera mas tranquila, y como buenos giles que somos, no notamos esas miradas.
    Las que nos ven al natural y de la manera mas espontanea.
    Y a vos hay mucha gente que te ve, y te ve de esa manera, de esa que tal vez no puedas notar.
    Te miro, aunque mi mirada no te obsesione, quería que los sepas.

    ResponderEliminar
  7. Puede ser que haya algo de mentira, de ficción de comunicación y entendimiento, cuando contás cosas. Pero si te las guardás, a veces te podés enredar en una mentira más grande, más abstracta. La historia emo de mi vida, la historia que explica por qué soy como soy y me fue como me fue (mal), es tan concreta, tan fácil de contar como un chiste de Jaimito. Alcanzan 10 renglones o 5 minutos para contarla. Y sin embargo nunca me animé a contársela a nadie, ni amigo, ni flía, ni novia, ni psicólogo, a nadie. Otro escorpiano calladito en el dolor (odio cuando leo cosas astrológicas y tengo que darles la derecha). Por eso insisto en que sos muy valiente, abriéndote así ante conocidos, desconocidos y algún que otro hater.

    Yo creí que teníamos un re puente comunicacional, che, no me digas que no. No te digo un Golden Gate, pero que se yo, un buen puente La Noria, al menos.

    ResponderEliminar
  8. A mi me pasa lo mismo, hablo y nadie me escucha. La imposibilidad de escuchar es uno de los males modernos, calculo que es porque la gente vive cada vez más metida dentro de si misma y ha perdido la habilidad de pararse y mirar alrededor. Para mi es muy frustrante realmente, cada vez más voy optando por callar, total ¿para qué gastarse si a nadie le importa?

    Creo que es bueno saber que no estoy sola. Al menos en eso.

    ResponderEliminar
  9. Hola belu yo te veo todos los días por acá y tus palabras me llegan mucho... besotes

    ResponderEliminar
  10. yo te escucho, yo te sigo mirando, y abrazo tu dolor......porque lamentablemente en esta vida a los que nos duele, necesitamos eso que nos abracen!

    ResponderEliminar
  11. Que bueno que exista alguien que al escribir de tal manera refleje el sentimiento de muchos, yo soy una mas de las/os que te miramos(leemos) y al hacerlo se refleja. Sos el espejo de muchos que no saben como expresar o no pueden. En fin una manera de no estar tan solos, un placer haber encontrado tu blog belén! beso.

    Cami

    ResponderEliminar
  12. Vengo hace tiempo meditando sobre el tema, sintiéndome así.
    Dejé de hablar, como Andrea más arriba.
    Seguí escribiendo pero si no escuchan menos van a tomarse el tiempo de leer.
    No se me ocurrió nunca romper algo para arreglar esa ruptura comunicacional.

    Justo ayer pensaba que hace mucho que no tengo nada para leer, así que una alegría haberme topado con tus palabras e historias. Saludos

    ResponderEliminar

comentame toda