mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo lo de guardar secretos y siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así siento que no desperdicio 700 pé.

la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

sigamosnos:

sígueme en Instagram siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en facebook

domingo, 15 de julio de 2018

de un amor a primera foto o lautaro, te amo

lo vi en tinder.
miré sus fotos varias veces.
la definición exacta era hermoso.
alto, sonrisa timidona de comisuras sexys, mirada mala onda pero nostálgica, barbilla bien delineada, musculoso pero sin exagerar, colorado (si, totalmente pelirrojo).
pasé las fotos de un lado para el otro, tratando de adivinar cosas. gustos, miedos, hobbies, que cosas lo harían reír y abandonar esa seriedad extrema. me imaginé unas vacaciones en el tigre, un par de perritos, sexo furioso, corazoncitos.
me frené en la mejor foto e hice una captura de pantalla, porque ante todo, intensa.
nunca me va a poner like, pensé. es demasiado lindo, asique decidí guardarme un recuerdo de todo lo que podríamos haber sido sin ser.

pasaron dos semanas. obviamente que me olvidé del colorado y toda nuestra historia juntos. completamente.

hace dos días la olvidada aplicación que me anuncia cada tanto algún match perdido vibró.
eliminé la notificación sin abrirla y no pensé de nuevo en el asunto. tengo varios proyectitos masculinos dando vueltas y a veces me abruman, no estaba pensando en incorporar nuevos.
a la noche, tinder, insistente,  me volvió a vibrar, una, dos, tres veces. sin mucho para hacer, lo abrí casi sin curiosidad.

l.- hola, bel.
l.- decime una cosa.
l.- ¿sos un amor de verdad, como dice tu descripción?

abrí y cerré los ojos. toqué sobre el perfil para estar segura.
era el pelirrojo atesorado en una captura de pantalla.
pegué un gritito de guerra y cerré la aplicación rápido, como si del  otro lado me pudiesen escuchar y ver.
la volví a abrir.
la volví a cerrar.
la abrí y tomé aire profundo:

b.- no sabés.
l.- qué.
b.- todo lo amor que puedo llegar a ser.
l.- creo que sé. esos hoyuelos dicen de todo.
b.- ¿que dicen?
l.- no puedo explicarte todo, belén.
b.- bue.
l.- tengo un presentimiento.
b.- ajam
l.- no sabés lo bien que lo vamos a pasar. tus hoyuelos y yo. si querés podés venir.


todavía estoy muerta. sepan que los quise mucho.
bai.

viernes, 13 de julio de 2018

oda a la conchuda promedio en la que me converti

después de la eximia obra literaria titulada andate a la concha de tu hermana dedicada al pelotudo de mi ex, desarrollé otra, en espejo, dedicada a lo pelotuda que soy. que maradona y la patria me lo demanden.

ahora quiero mi corona.
rosas rojas
y una pija grande de premio.
solo para mi.

cortinas con moños
y una habilidad media para cocinar harinas
en espera del machirulo deconstruido
que venga turgente
ni bien llegue a casa de laborar y mirar culos por ahí.

yo lo voy a estar esperando
bañada y metiendo la panza
con pollera acorde que realce mis piernas e insinue
buscando calentarlo lo suficiente
tras un día eterno de desempeñarme como exitosa profesional
(clave para estos nuevos tiempos feministas).

igual
como toda buena conchuda promedio
mis sueños principales se abocarán a estar con él
(aunque no lo confiese, por supuesto, otra clave de estos nuevos tiempos deconstruidos)
y en mostrarle al mundo
esta hermosa pareja
ser su madre si lo necesita,
asentir satisfecha ante sus bromas más pelotudas
y mirar pasar la comida que solo puede engordarlo a él.

llamaré a mis otras amigas eximias profesionales ellas
con las que nos juntaremos el día que nos queda libre porque nuestros hombres ya tienen planes entre ellos
y nos contaremos lo felices que somos
con un tipo tan deconstruido al lado
con el que planificamos viajes por el mundo
que nos complementa
que nos da todo lo que nos falta
y que, obviamente, nos coje bien, tan bien
como el primer día, boluda, siempre amándolo.

así, la conchuda promedio
no muestra ningún tipo de fisura
y acumula trofeos de plástico berreta enchapados en oro:
exitosa profesional
cariñosa compañera
ardiente pareja sexual
y asidua del gimnasio.
combina a la fuerza y ordenadamente
todas las variables exigidas
para lograr el fin último de la mujer exitosamente deconstruida:
ser impecablemente
increíblemente
exitosamente
                   
                                                 infeliz.



pero ojo, damos bárbaras en instagram.

martes, 10 de julio de 2018

andate a la concha de tu madre

               una oda inversa para un machirulo de clase media

me olvidé como se hacía.
tanto tiempo pensándome en falta por no querer hacerlo
con vos.
tantas discusiones donde me hacías sentir culpable.
decidí, para alivianarte el dolor, que no era
con vos entonces.
que era que no quería hacerlo con nadie.

que yo ya no tenía deseo.

hace cuatro meses nos separamos.
y recién ayer me di cuenta.
de que no se cómo se desanuda un destino impuesto.
mientras vos cojías con otras por mi supuesta culpa
porque yo no quería cojer
con vos
y me lo hacías saber
dejando miguitas viriles por el mantel
yo me castigué y decidí que si no quería cojer con vos
entonces
era porque no quería cojer con nadie.

te quedaste con lo que más te gustaba de mi:
              una concha estrechita
                            que
                            se terminó
                                cerrando
                                completamente.

pero que pedazo de hijo de puta resultaste.
                           no te bastó con secarme
                           de a poquito.



y esto también
es el patriarcado:

terminar
de pronto
         y sin darte cuenta
convertida en una conchuda promedio.

lunes, 9 de julio de 2018

de las cosas horribles que dejamos que nos pasen


el otro día charlaba con inés sobre mi ex. 
empecé a salir con francisco a fines del 2013.
hay algo de esos comienzos si uno rebusca en el blog. fuimos amigos mucho tiempo, de la carrera. me vio transitar por muchos estados (era amigo de un ex mío, así lo conocí).
para el 2013 nuestra relación se fue estrechando, por motivación de él, la verdad. él tenía novia (la ameba, la apodamos en nuestro grupo de amigos).
yo venía de una seguidilla de autodestrucción heavy metal (una predilección por los quilombos, pibes con novia y escándalos ao vivo) y él siempre estaba por ahí para decirme que no era culpa mía (lo era, claramente, pero era bueno descansar en la negación para escaparse de la extrema auto crítica virginiana).
francisco siempre tenía alguna excusa para vernos. estaba cerca de casa, justo pasaba por puan, tenía un amigo para presentarme si lo iba a ver a jugar al fútbol. y ahí descubrí la meca de la felicidad: muchos hombres dispuestos a ponerla y yo. me cojí a 6 de sus compañeros de fútbol y francisco me los entregaba con cierto morbo displicente. le gustaba que le contara que pasaba, que no me había gustado, lo pelotudos que eran. 

en octubre viajamos a mendoza por unas jornadas de historia con todo el grupo de la facultad y se hizo evidente que a él le pasaba algo más. estaba siempre conmigo, me abrazaba, me tocaba, se quedaba horas sentado conmigo escuchándome hablar (no paro de hablar chicos, soy insufrible ya saben). a mi la atención (ya sabemos de mi ego) me hacía sentir importante. pero no me gustaba del todo, tenía novia, era mi amigo, y decidí que no daba.

a nuestra vuelta, sin embargo, la situación subió en densidad. yo (y mi etapa autodestructiva, claro) dijimos que bueno, que por qué no cojermelo. tenía novia, era algo seguro para mi, no iba a tener que hacerme cargo de todo eso, al fin y al cabo era más de lo mismo. y un día después de varios palos e indirectas, le pregunte:

f.- ¿querés que nos veamos estos días?
b.- nos vimos ayer con los chicos.
f.- si, nosotros solos decía.
b.- ¿para?
f.- no se, tomar unos mates.
b.- francisco, ¿vos me querés cojer?
f.- tengo novia yo.
b.- no me estás respondiendo.
f.- no se.
b.- ¿no sabés si me querés cojer?
f.- quién no quisiera cojer con vos, bel.
b.- te hago una lista. hay muchos.
f.- no. 
b.- seguís haciendote el pelotudo. che, en serio, me da paja todo este histeriqueo. si querés cojemos, sino ya fue. ya estoy grande para toda esta cosa vueltera.

a la hora me tocó el timbre. era él.
cojimos increible.
increible.

la situación se empezó a repetir asiduamente, dos o tres veces por semana venía, cojíamos increible, se iba. yo salía con otros, el estaba con su novia. 
pensé que era el equilibrio perfecto. la fórmula de la felicidad.

hasta que un día vino a mi casa y me dijo que había cortado con la novia.
a mi me tomó tan de sorpresa que me enojé.

b.- ¿por qué cortaste con la ameba?
f.- porque quiero estar con vos.
b.- ¿pero vos me preguntaste a mi que quería yo?
f.- no.
b.- yo no me puedo hacer cargo de esto francisco, no se. habrás cortado porque querías cortar, no por mi.
f.- por vos corté.
b.- me estás haciendo responsable de algo que no te pedí.
f.- no te hago responsable de nada. te digo la verdad.

de pronto me vi involucrada en una relación en la que nunca estuve segura de querer participar. empecé a tener que ir a asados con una familia con la que estaba incómoda, y me vi sosteniendo un vínculo en el que me transformé en una especie de madre sustituta dónde tenía que estar haciéndome cargo de las necesidades y deseos de una persona con la que ni siquiera sabía si quería estar.
en contraposición yo sentía que bueno, que yo era especial. qué francisco me elegía a mi por sobre su novia ameba (que honor, eh), que me quería como nadie, que estaba ahí para mi cuando yo me sentía sola. era mi constante.

y dije bueno, está bien. tal vez necesito esto después de tanto tiempo de gente que no me elegía constantemente. si yo me esforzaba y trabajaba el vínculo, tal vez el amor fuese esto.

pero empezaron a pasar una seguidilla de cosas horribles. francisco empezó a tener desbordes emocionales y celos que hicieron que yo dejara de ver a otros tipos para ahorrarme las escenas. le molestaba que salieramos y yo tomara porque decía que me ponía excesivamente agradable con los tipos. cuando eso pasaba se ponía taciturno, sentado en un rincón y yo sentía que tenía la culpa de que la esté pasando para el orto. me empecé a dar cuenta de que me mentía, sistemáticamente, en todo. desde con que había hecho la tarde anterior a que había rendido un final que nunca rindió. se hacía el gato con pibitas X, un día hasta descubrí que se había vuelto a ver con la ex. siempre había algo oscuro, podrido, escondido. yo me empecé a obsesionar que era porque no estaba haciendo lo suficiente para que el se sintiera seguro en el vinculo, que de alguna manera yo le generaba inseguridades porque no estaba segura de si lo quería y eso él lo percibía y lo hacía hacer todo lo que hacía: las escenas de celos, los enojos, las gateadas.

cada salida con él era un drama. desde su perspectiva siempre había alguien que me quería dar. empecé a salir cada vez mas tapada, pensando que eso tal vez calmaría un poco sus miedos. le dije varias veces que tal vez teníamos que separarnos, pero siempre volvíamos y yo pensaba que si realmente me esforzaba la situación mejoraría. el me quería, me había elegido, era yo la que no estaba segura y la que le sonreía a otros pibes, tal vez era mi culpa que él se sintiese tan inseguro. él era la única variable de mi vida que estaba siempre. me aferré a la idea de que si no estaba él no iba a estar nadie, que necesitaba que se quede por acá y que tal vez solo era cuestión de esforzarme más.

empezamos a cojer cada vez peor. un día me di cuenta de que cojía solo porque él quería, que yo ya no quería tocarlo. la situación escaló en intensidad, él se sentía lastimado por mi rechazo y yo me sentía culpable pero mi limite era ese: no podía cojer por el otro. su agresividad escaló y yo pensaba que tenía sentido por no poder cojer, entendía que estuviese enojado conmigo. otra vez era mi culpa. yo intentaba explicarle lo que sentía, lo mal que me ponía también a mi y que estaba trabajandolo en terapia. estaba trabajando en terapia querer tener sexo con él.

como una forma de limitar la culpa empecé a decirle que en realidad no era con él, sino que era que yo no estaba muy sexual. que era en general. volvieron a aparecer los mensajes con otras minas y yo pensé que era lógico incluso que me cagara si no podíamos cojer. cada vez las peleas eran mas violentas y él desaparecía por días. yo esos días estaba extrañamente tranquila y trataba de racionalizar que era necesario que nos separaramos. pero cuando volvía él tenía tanto amor, tantas ganas de quererme, me seguía eligiendo pese a todo. yo sabía que ese pese a todo era mi culpa: pese a que no cojemos, pese a que no querés cojer conmigo, pese a que no tenés deseo sexual, yo te elijo. ¿quién te eligiría en esta situación? solo yo.

en un supuesto acto de amor decidió en diciembre que él me acompañaría a madryn para las fiestas, algo que nunca había querido hacer. yo la verdad no quería, no sentía que fuese una buena idea pero no quería rechazarlo otra vez asique acepté. la pasamos como el orto, me agredió de todas las formas que encontró: se encerró y no quiso salir en ningún momento, discutíamos por todo, se enojaba si yo me iba sin él pero no quería salir. la situación estalló un día en que en medio de una discusión le grité que no quería verlo nunca más, que lo único que hacía era hacerme sentir una mierda y él se me tiró encima.

cuando lo vi venir pensé que me iba a pegar y me asusté. lo empujé con una fuerza que yo no sabía que tenía. solo quería alejarlo de mi, bien lejos.
no se lo vio venir y terminó chocándose contra la pared.
yo temblaba y pensaba que había hecho todo tan mal tan mal tan mal.
que cómo habíamos llegado a esta situación del orto.
le grité que no me iba a tocar nunca más en su vida.
se puso a llorar, me dijo que era mi culpa, que yo lo volvía loco con mis reclamos.


i.- ¿por qué llorás, belén?
b.- no se.
i.- si sabés. que pasa.
b.- que pensé toda la relación que era por mi culpa.
i.- que cosa.
b.- que no funcionaba, no se. que era yo haciendo las cosas mal, como siempre. y que si me esforzaba por una vez iba a poder hacerlo funcionar.
i.- vos no eras la que agredías.
b.- seguramente lo agredía. sin darme cuenta. lo rechazaba constantemente.
i.- puede ser.
b.- me hace mierda pensar que yo permití todo esto.
i.- los dos.
b.- pero más yo. él no se sentía agredido, o no me lo decía. era yo la que me sentía mal todo el tiempo, en falta. 
i.- ¿y por qué te quedaste ahí tanto tiempo?
b.- porque no tenía a dónde irme, calculo.
i.- ¿cómo es eso?
b.- no se. eso.
i.- podés irte a dónde vos quieras.
b.- para qué, si no hay persona a la que volver.
i.- ¿vos sentías que querías volver a francisco?
b.- no.
i.- ¿y entonces?
b.- pero estaba la ilusión esa, la fantasía, de que al fin y al cabo iba a haber alguien esperándome al final, eligiendome.
i.- ¿pero vos querías que él te elija?
b.- yo quería que alguien me elija.
i.- mucha gente te elige.
b.- pero no para siempre.
i.- para siempre solo te eligen tus padres. y a veces ni eso.
b.- extraño a mi mamá.
i.- ya sé. pero francisco no era tu mamá.
b.- le pedía demasiado.
i.- o demasiado poco. ¿por qué no probas eligiendo vos, para variar?
b.- ¿y si el que elijo no me elige?
i.- no te lo tomes personal. y mirá si te eligen al final.
b.- nunca me eligen.
i.- francisco te eligió. 
b.- y la pasé como el orto.
i.- entonces esa no es la fórmula.
b.- nunca tengo la fórmula de nada.
i.- probá eligiendote a vos misma primero. los demás después lo ves.
b.- que mierda individualista esa.
i.- el psicoanálisis es así.
b.- si ya sé.
i.- tu vieja no te eligió, le tocaste. y te quiso como nadie. y ya está belén, se murió.
b.- ya se.
i.- no, me parece que todavía no lo sabes. ¿seguimos la próxima?

martes, 3 de julio de 2018

volvió inés (no como otros que no vuelven más)

inés.- qué
b.- nada, soy un fracaso. años acá hablando con vos inés, y sigo siendo un fracaso.
inés.- en qué, específicamente.
b.- no se, en la vida inés, ya sabés. mirá la relación del orto que tuve 4 años al pedo, al re pedo.
inés.- bueno, pero la pudiste cortar.
b.- 4 AÑOS DESPUÉS. además después de todo lo que lo tunié
inés.- ¿cómo?
b.- francisco se cortó el pelo gracias a mi, se compró ropa y empezó a vestirse como un ser humano cool. rindió los finales que nunca hubiese rendido porque le rompí las pelotas, se compró el auto porque YO le dije que ahorre, le prohibí las medias LARGAS QUE LE SALÍAN DE LAS ZAPATILLAS, TIENE PELO GRACIAS A MI.
inés.- ¿para tanto?
b.- siiii. se le caía el pelo y YO lo obligué a ir a la dermatóloga inés, a comprarse las pastillas. sino fuese por mi estaría pelado
inés.- jajajajaj
b.- no te rías inés, es en serio. le mejoré la existencia y que me quedó a mi, ¿eh?, nada. energía desperdiciada en un pelotudo que va a disfrutar otra.
inés.- evidentemente es algo que disfrutabas... tunearlo, como decís vos.
b.- no, no se. es lo único que se hacer con los tipos. pero vos me decís, si él me hubiese tuneado a mi, empujado, ayudado de alguna manera, pero no, nada, cero. me dejó mas gorda, mas cínica y mas fracasada que antes.
inés.- bueno, es bueno que lo veas.
b.- ¿que estoy mas gorda?
inés.- jajaa. noooo, que ya no te sirve relacionarte así con el otro. ahora lo podés ver.
b.- no puedo creer que se esté cojiendo gordas y yo no.
inés.- no lo sabemos eso.
b.- PEOR, SE ESTÁ COJIENDO GORDAS CON PELO.
inés.- jajajajajaja
b.- ojalá lo hubiese dejado quedarse pelado. soy una imbécil.
inés.- dejalo, ya está.
b.- no, no está. ¿que gané yo de esa relación de mierda? decime.
inés.- bueno, al menos ver de que manera no seguir relacionandote porque ya no te sirve.
b.- es como haberme ganado un par de medias inés. me quiero matar.
inés.- bueno. podemos enfocarnos en que te gustaría buscar a partir de ahora.
b.- ¿alguien que me tunié a mi? ¿que me regale un auto, que me haga ser flaca y bella?
inés.- digo, que tipo de relación te gustaría lograr para mas adelante.
b.- me gustaría cojer, en principio.
inés.- bueno, no es un objetivo inalcanzable.
b.- vos porque estás casada inés, no sabés lo que es allá afuera. una jungla.
inés.- jajaja.
b.- si además con todo esto del feminismo, estamos todos desorientados. los pibes que se sienten que no saben si decirte o no decirte, si avanzar o no, si decir o no decir porque no saben dónde está el limite de la machirulez. están histericos también, ahora tienen emociones inés. lo que nos faltaba, además de nuestras emociones las de ellos.
inés.- se complejizó el panorama.
b.- y si... expresan sentimientos, que la ex, que la madre, que el sobrino, que las dudas. si antes era difícil concretar ahora imaginate.
inés.- pero ya saliste con cuatro chicos.
b.- ¿pero la puse?
inés.- bueno, no importa. pero saliste.
b.- ¿vos entendés que francisco la está poniendo con pelos y yo acá lidiando con mis sentimientos y los de estos machirulos deconstruyéndose? me quiero matar.
inés.- con matías te sentiste bien.
b.- no hablemos de matías por favor que fracaso.
inés.- pero no fue un fracaso belén. al tipo le pasaban cosas que no tenían que ver con vos, sino con él.
b.- todo tiene que ver conmigo.
inés.- no.
b.- pero no quería cojerme
inés.- no se. parece que no estaba listo para cojer. capaz que no había estado con nadie desde el divorcio y eso lo limitaba.
b.- no le gustaba yo.
inés.- por eso te hablaba todos los días.
b.- no se, te juro que no entiendo. no puedo vivir en un mundo dónde la gente tenga una lógica irracional. no puedo relacionarme con la gente así.
inés.- tal vez es que solo tienen lógicas diferentes a la tuya. no irracionales.
b.- me hablaba SIEMPRE. o sea, TODOS LOS DÍAS. NOS VIMOS DOS VECES Y CHAPAMOS Y SE QUEDÓ HASTA LAS 7 AM EN CASA. no entiendo, explicamelo.
inés.- tal vez tenía problemas sexuales.
b.- ah inés, esa fantasía no te la robo. ¿en que te basas?
inés.- no, en nada, pero no estamos hablando de él, sino de vos.
b.- si hablamos de él. como carajo hago para relacionarme con gente que no tiene sentido nada de lo que hace.
inés.- belén, tenés que entender que no sos el centro. que a la gente con la que salís le pasan cosas aparte de vos. por fuera de vos.
b.- ¿me estás diciendo narcisista?
inés.- un poco. tratá de incorporar que al pibe capaz le pasaba otra cosa que no tenía que ver con vos.
b.- problemas de pene.
inés.- jajaja. o de divorcio, o de miedos, o que estaba con otras cosas.
b.- capaz no tenía pito.
inés.- tal vez.
b.- me odiaba.
inés.- estoy intentando hablar en serio.
b.- es que me pasa eso. como que antes de salir quiero saber todo del otro viste. como que le miro las redes sociales, chateo, pregunto, quiero saber. es como que meto toda la info en distintos casilleros tipo trabaja si bien, con los padres si mal, tiene pelo si bien, está bueno si bien, votó en blanco no mal, escribe hastags en inglés si mal, y como que con toda la info armo un perfil a ver si esa persona me va o no me va.
inés.- sin conocerlo.
b.- claro. para saber si quiero conocerlo.
inés.- ¿pero vos no sabes que la suma de las partes no es necesariamente el todo? es como que te armas una grilla para rechazarlo.
b.- no, para defenderme, para SABER.
inés.- ¿saber qué? ¿defenderte de qué?
b.- la información es poder inés, no se. saber quién es el otro, que me va a generar, si hay chances de que yo le guste....
inés.- ¿cómo sería eso?
b.- y claro, mas o menos por cómo es puedo saber si yo le gustaría o no...
inés.- no belén. no podés saber eso.
b.- bueno, pero aproximadamente.
inés.- no.
b.- bueno, no se. me gusta saber todo.
inés.- para encontrar algo que no te guste. ¿siempre encontrás, no?
b.- puede ser.
inés.- bueno. salí con ellos sin tanta información y dejalos sorprenderte.
b.- te comiste un manual de auto ayuda inés.
inés.- tenés un buen sentido del humor pero yo se para que lo usas.
b.- ¿para qué?
inés.- para espantarlos.
b.- claro que no. es mi mejor carta de presentación. por acá no vas a pasar, es mi único valor, lo defiendo a muerte.
inés.- tal vez es demasiada carta de presentación y los asustas porque no comparten ciertos códigos.
b.- que se caguen.
inés.- ¿por qué no les mostras primero otras cosas? dejalos que pasen un poco antes del humor, de hacerles bullying.
b.- es maravilloso el bullying.
inés.- los asustás. hay gente a la que alguien que los pelea o enfrenta de una los asusta. no te conocen belén. teneles paciencia. les pedís demasiado, un lenguaje compartido, algo que generan las parejas después de años de relación. vos se los impones a las primeras conversaciones y sino chau.
b.- soy así.
inés.- yo creo que te gusta pensar que sos así. y que tal vez haya algo más.
b.- obvio que hay.
inés.- ¿y entonces por qué no se los mostrás primero? dejemos acá.
b.- no es un buen momento de corte. siento que podemos dar más.
inés.- se terminó la hora.
b.- creo que mi sentido del humor es lo mejor de mi. lo amo.
inés.- tendrás que aprender a amar otras cosas de vos también para poder variar.
b.- pero vos te reís conmigo inés. hay afecto, códigos compartidos.
inés.- chau belén.
b.- ¿vos tampoco me querés? ya fue, decimelo.
inés.- bai belén. así, como decís vos.

domingo, 1 de julio de 2018

matías el breve/14 o hablemos del odio

esta historia comienza acá
da un paso determinante acá
se perfila acá
finalmente, nos conocemos acá
y acá


n.- o sea que la pasaste como el orto.
b.- no, la pasé bien.
n.- belén, lo que me acabas de contar es una mierda. lo echaste, el chabón era obvio que se quería quedar.
b.- no lo eché, si no quería cojer.
n.- y bueno, querría quedarse a dormir porque le daba paja volver a san isidro.
b.- ¿sin cojer?
n.- que se yo nena, yo no estaba ahí. igual es un goma el pibe ese. que pelotudo.
b.- bueno, pobre....
n.- pobre que lo re guampearon y está super mambeado, vos no tenés nada que ver ahí.
b.- ¿y ahora que hago?
n.- nada, que vas a hacer.
b.- cómo nada.
n.- y no.
b.- pero ¿no me lo voy a cojer?
n.- no la debe haber puesto desde que se divorció.
b.- capaz no tiene pito.
n.- capaz.
b.- ahora me lo quiero cojer. lo amo.
n.- te morís de aburrimiento.
b.- pero me arregló la luz. y es tan lindo.
n.- no le hables. dejá que te diga de hacer algo él.
b.- pero me habla todos los días él.
n.- bueno, no lo apures entonces. que salga de él verte.
b.- pero la semana que viene se va a australia un mes y medio.
n.- que se vaya.
b.- PERO NO VAMOS A COJER SI SE VA. MIRÁ SI ESTA UN MES Y MEDIO HABLANDOME DESDE ALLÁ.
n.- belén, el chabón está en otra, mambeado. no presiones.
b.- quiero cojer y ganarle a francisco.
n.- ya le ganaste sacandote de encima a ese plomo.
b.- el está cojiendo y yo acá, chateando con este imbécil.
n.- ¿no lo amabas recién?
b.- lo amo pero es un tarado. que tenía que hacer.
n.- cojertelo. pero no te lo cojiste.
b.- pero no lo podía obligar.
n.- podrías haber tomado la iniciativa.
b.- no puedo creer que mi ex la esté poniendo antes que yo.
n.- que goma que te ponés.
b.- ¿y si no tiene pito?
n.- es un tarado ese pibe belén, basta. dejalo airear, ya te va a decir de hacer algo.
b.- pero se va.
n.- ya me dijiste.
b.- necesito verlo. la próxima tendríamos que cojer si o si.
n.- haceme caso. frizalo, va a volver él.

-----

m.- bel
b.- que hacés.
m.- nada, acá en casa.
b.- ¿tenés planes para el finde largo?
m.- no no, nada. calculo que descansaré.
b.- claro.
m.- ¿vos?
b.- yo tampoco.
m.- ¿tampoco qué?
b.- digo, cero planes.
m.- ah claro.
b.- para el finde que es largo.
m.- si. 
b.- nada de nada.
m.- bueno, vas a poder descansar.
b.- claro...

-----

b.- me habla pero no me dice de hacer nada.
n.- dejalo en paz.
b.- pero entendés que se va a ir y no me lo cojí.
n.- uh dio piba, sos infumable.
b.- me obsesioné.
n.- no lo apures más. ¿no tenés otro dando vueltas?
b.- si, pero quiero cojer con matías.
n.- el no quiere cojer con vos.
b.- gracias sos un amor.
n.- y si, sino te diría de verte. se va al culo del mundo belén, está con otras cosas.
b.- pero para que me habla todos los días.
n.- porque se siente solo y sos piola.
b.- ¿y no quiere cojer si se siente solo?
n.- estará traumado.
b.- ¿me odia?
n.- no tiene todo que ver con vos.
b.- ¿por qué no le gusto?
n.- le gustás, pero está en otra. me tenés harto, hablemos otro día. no le digas nada.

----

m.- ¿y?, ¿mucho fracaso hoy en el mundo de belén? ¿que tal tu finde extra large?
b.- nada, acá encerrada.
m.- ¿no salió nada con amigas?
b.- no...
m.- yo también estuve acá en casa ordenando...
b.- te noto muy casero... pero tengo que intentarlo, je. ¿no tenés ganas de que nos veamos uno de estos días?


----

b.- no sabés.
n.- qué hiciste.
b.- le dije de vernos.
n.- te dije que no le dijeras nada.
b.- ¿y cuándo te hago caso yo?
n.- nunca. que pasó.
b.- NUNCA MÁS ME CONTESTÓ
n.- ¿qué?
b.- eso. no me contestó más.
n.- JAJJAJAJAJAAJ
b.- de que te reís imbécil. me quiero matar.
n.- te dije que lo dejaras en paz.
b.- SE LO MANDÉ HACE 3 HORAS RELOJ. ESTÁ EN LINEA Y NO ME CONTESTA.
n.- ya te contestará.
b.- ME HABLÓ ÉL. ME VENÍA CONTESTANDO AL TOQUE Y LE PUSE TE NOTO CASERO ¿QUERÉS QUE NOS VEAMOS UNO DE ESTOS DÍAS?Y NUNCA MAS
n.- no quiere ponerla.
b.- no quiere ponerla CONMIGO.
n.- no te lo tomes personal.
b.- PERO EN LA PREGUNTA ESTABA LA SALIDA QUE ME DIGA JAJA SI ESTOY CASERO NO PUEDO ME TENGO QUE IR AL CUMPLE DE UNA PRIMA DEL AMIGO DE MI NOVIO QUE ME MANDE CUALQUIER EXCUSA PERO NO CONTESTARME MAS QUE SE PIENSA QUE CHETO DEL ORTO.
n.- jajaja.
b.- soy un fracaso.
n.- es un pelotudo belén.
b.- ¿es porque estoy gorda?
n.- capaz no tiene pito.
b.- ¿me puedo morir ahora ya?
n.- basta. borrá el contacto. 
b.- voy a llorar.
n.- dejá de manijearte por un pibe que no le hacían conexión dos neuronas.
b.- soy yo, tengo algo. 
n.- no tenés nada. el pibe está en otra.
b.- mañana empiezo la dieta.
n.- bueno. borralo del wasap antes.
b.- estoy gorda, ¿por eso no me quiere?
n.- no estás gorda.
b.- ESTOY GRITANDO
n.- estás exagerando.
b.- MENTIME HIJO DE PUTA DECIME QUE TE FUISTE ANTES A AUSTRALIA ME DEJO DE CONTESTAR
n.- belén, basta. en serio. lo viste dos veces y las dos veces te aburriste. por favor, racionalizá la información. 
b.- ESTOY LLORANDO.
n.- me das verguenza ajena. basta.
b.- bueno.
n.- ¿podemos hablar de otra cosa?
b.- ¿por qué me odia todo el mundo?
n.- yo no te odio.
b.- pero no cojemos nosotros. ¿por qué me odian todos los que me quiero cojer?
n.- no te odia nadie belén.
b.- me odio yo.

viernes, 29 de junio de 2018

matías el breve/13 o adiviná si acá se coje


esta historia comienza acá
da un paso determinante acá
se perfila acá
finalmente, nos conocemos acá
y acá


abrí la puerta y ahí estaba. con una pizza en la mano, un joggin nike y un buzo de jugador de basquet. mucho mejor que la primera vez que nos vimos.
le sonreí, me sonrió.
miré mis pies desnudos, el buzo enorme heredado de mi ex y mi joggin negro.

m.- estas hermosa.
b.- que mentiroso.
m.- de verdad.


entramos a casa y preparé unos campari. matías me empezó a contar de su partido, de cómo perdieron en el último minuto, de sus entrenamientos. comió uno, dos, tres, cinco pedazos de pizza. ni un beso.

b.- tenías hambre.
m.- si, mal. ¿vos no vas a comer mas?
b.- no no, comé tranca.
m.- viste que vine.
b.- si, para que no saliera.
m.- es que quería que me des besos a mi.
b.- ¿si? ni uno me diste.
m.- es que soy medio lento.
b.- bueno, te doy uno yo.
m.- a ver.

me acerqué y me senté encima de él, frente a frente. le agarré la cara con las dos manos y lo besé. de a poco las bocas se acompasaban y matías se relajaba. comenzó a levantarme el buzo y yo pensé que bueno, que ahí, que había llegado el momento.

pero no.

se frenó abruptamente y me dijo de poner música. me levanté, molesta, y prendí la computadora. tal vez no era el momento entonces. ni nunca.

a partir de allí, los recuerdos comienzan a mezclarseme. solo recuerdo armarme un campari tras otro. y a matías. hablando.
no recuerdo nada de lo que dijo.

en algún momento del monólogo interminable, me senté en el sillón, derrotada. miré el reloj: eran otra vez las 4 am y nada.
dios mio me quiero morir tengo sueño estoy borracha por qué.

de pronto, matías se sienta al lado mio.
me da un beso.
dos.
tres.

ilusionada, intento entonces poner segunda.
se frena.
m.- ¿estás bien?
lo miro incrédula.
b.- si, por.
m.- no sé, estás más callada que la otra vez.
b.- puede ser. es que estás muy charleta.
m.- ah si, perdón.
b.- no, está bien.

me acerco un poco más.

m.- me gusta estar acá, con vos.
(aaaaaaaaaaaajjjjjjjjjjjjj)
b.- ¿si?
m.- si, si. 
b.- que bueno, bueno, podríamos...
m.- hace mucho no me sentía cómodo con una chica.
b.- que lindo eso que me decís
m.- viste que desde lo de mi ex
(noooooooooooooooooooooooooooooo)
b.- claro, si, te entiendo. ¿me das un beso?
m.- si
(me da un besito)
m.- porque yo pensé que iba a estar con ella toda la vida entendés.
(nooooooooooooooooooooooooooooo)
b.- si, claro, lógico.
m.- pero lo que me hizo. no se. nunca pensé que era capaz.
b.- bueno, pero capaz no pudiste ver las señales.
m.- ¿que señales?
b.- no se, digo. si alguien te caga con otra persona era que la relación no estaría tan bien de antes. digo.
m.- estábamos re bien.
(negadorrrrrrrrr)
b.- bueno.
m.- ¿yo te conté como fue?
(nooooooooooooooooooooooooooooo)
b.- ehh... no.
m.- porque estaba todo bien, y un día ella me llama viste. y me dice que teníamos que hablar, llorando.
b.- .....
(quiero morirme)
m.- y cuando hablamos me dice que no sabía si me amaba como antes.
(super muerta)

matías toma aire y me da otro besito. lo miro pidiéndole piedad. 
nada.

m.- entonces yo le dije que bueno, que yo entonces me iba a ir de mi casa, que ella vivía conmigo viste, que está arriba del taller de mi viejo. y que la dejaba pensar, que nos dábamos un tiempo y que veíamos que pasaba. asique nada, agarré mis cosas y me fui no, como esperando que ella pudiese pensar, ver que le pasaba.
(i can see dead people)
la cara de matías se endureció. me abrazó bruscamente.
m.- y resulta que a la semana que no hablabamos, yo no podía más viste, entonces el domingo siguiente yo me comía las paredes y como el baño de mi viejo perdía, dije voy a arreglar el baño. pero tenía que buscar la caja de herramientas que estaba en el taller. asique voy al taller, sin avisarle porque bueno, no iba a entrar a la casa, solo al taller. y no sabés.
(no quiero saberrrrrr)
b.- qué.
m.- estoy ahí, saliendo con la caja de herramientas y se me da para mirar para arriba, al ventanal de mi casa. y veo a un gordo tomando el desayuno en calzones. en mi casa, entendés.
b.- horrible.
(no vamos a cojer, ¿no?)
m.- un gordo horrible encima. o sea, la mina lo mete en nuestra casa, a la semana ya tenía un reemplazo.
b.- lo debía tener de antes.
(uh, ¿lo dije en voz alta?)
m.- me hubiese dado cuenta.
b.- bueno.
m.- ¿vos sabés lo que es ver eso? ¿lo horrible?
b.- si, si. te entiendo.
m.- por eso te digo.
b.- ¿qué?
m.- nada, eso. que ahora yo no me voy a poder enamorar nunca más. voy a viajar por el mundo.
b.- bueno, es un poco extremo eso.
m.- si la persona que mas quise, le di todo.
b.- bueno, eran chicos también
(al menos el gordo cojió. digo, no)
m.- ¿la estás defendiendo?
b.- noooooo
(yo solo quería cojer)
m.- no se belén, no me parece.
b.- ¿no te parece que?
m.- lo que me hizo.
b.- y no, no estuvo bien.
m.- no.

el silencio se adueñó de ambos. yo cerré los ojos fuerte, consciente plenamente de que el daño era irreparable.
los abrí y miré el reloj. 4.50 am.

m.- ¿todo bien?
b.- si si, ¿por?
m.- no, parece que estás enojada.
b.- no no, estoy un poco cansada, mirá la hora.
m.- ah si... podríamos dormir.
b.- si... yo me voy a ir a dormir si no te jode.
m.- ahh
b.- ¿te abro?
m.- bueno, bueno.

matías se puso la campera y agarró un pedazo de pizza.
caminamos hasta la puerta en silencio.
le abrí, se agachó y me dió otro besito.
cerré la puerta y me quise morir.
de verdad.