la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

lunes, 17 de diciembre de 2012

la posta la tienen otros o los lectores hablan

antes de continuar con la programación de este blog, quiero hacer dos comentarios en referencia a mis lectores.


1) el otro día alguien anónimo (y bastante mayor, supongo, por el niña) me comenta esto:

Estimada niña :cuanta complicación POR LO QUE MAS QUIERAS!!!!!!
No valores tanto a tu viejo y no valores tanto a los hombres.


debería haberse roto la internet o bajado un haz de luz hacia la tierra que me iluminara.
odio cuando alguien tiene tanta razón en dos lineas.

2) mi amiga pelu (que, ya que estamos pueden visitarla, tiene este blog)  comentó lo siguiente en la última entrada que hice en el blog, que se seguía de un dialogo que venía teníendo con mi otro amiguito (ito porque es chiquitito):

  1. Hola Belén:

    Quería comentarte que no levanto por blog. ¿Serías tan amable de brindarme un consejo?
    Quizás debería hablar un poco más de pijas, no?

    Espero con ansías tu respuesta.

    PD: Es evidente que la romperías haciendo un símil "correo del corazón" respondiendo inquietudes pelotudas ajenas ficticias, o no.

    PD 2: es evidente que el muchacho la tiene ínfima.
    ResponderSuprimir

Querida Pelu, me alegra poder serte útil y espero poder resolver tu interesante inquietud.
La cosa es así, con mi amigo el cerebrito tenemos una discusión porque él sube a su blog cuentos escatológicos donde habla de como se tira pedos. Le comenté a este chico (del cual no sabemos el nombre real, pero si que es un tiernito de 21 años) que si su idea con el blog era levantarse minitas, debía abandonar las flatuencias porque así solo espantaba. El se vengó diciéndome que yo con mi blog tampoco iba a levantar; opinión que es acompañada por unas cuantas de mis amigas que viven recomendando todo el tiempo que esconda mi blog.
Hecha esta introducción pues puedo pasar a contarte que mi experiencia indica lo contrario. Se han comunicado a mi mail bastantes tipos (desconocidos para mi, claro) que leen el blog y a los que les gustaría conocerme pero la verdad es que jamás accedí a verme con ninguno de ellos. Ya sabemos todos (ellos y vos) que soy una persona un toque (bastante, diría p.-) superficial y siempre tuve prurito con conocer a gente  desconocida que navega por internet y con la cual ni siquiera tenemos algún contacto en común. La verdad es que me los imagino a todos gordos, sin un brazo, en calzoncillo, vírgenes y tirandose flatulencias (como a cerebrito). Increíblemente en estas fantasías (que no son justamente eróticas) tienen todos la misma cara (y actitud). Dirás que es de mala persona y de prejuiciosa pensar eso de la pobre gente que me escribe y que ellos podrían pensar lo mismo de mi (salvo el tema de los calzoncillos) y te respondo que si. Si a todo.
Pero están los otros. Los tipos con los que si salgo. A esos que agrego a mi facebook, y así, entre las noticias y la información que brinda mi perfil (además de mis mejores fotos, aunque hay demasiado pocas de mis tetas, como me dijeron ya un par de veces) esta mi blog. Cualquier hombre que sea mínimamente observador y que chusmee el perfil de la persona que está intentando levantarse (claro, se que no son como nosotras que miramos TODO, pero bueno, la mayoría también mira) encuentra mi blog. De las últimas 7 personas con las que salí, 6 habían leído alguna entrada. El último, el más hombre de todos (esto es, el más unga dunga, el más primitivo) creo que no, ni se enteró de que yo tenía un blog (y de que salió retratado en él). También hubo un par que se hicieron fieles lectores, y me siguen leyendo. De hecho, el último que me lastimó, aún después de lastimarme  seguía alabandome... bhá, alabando mi blog. Al principio, cuando todo era lindo y estaba bien, me dijo que mi blog le encantaba. Incluso un día me mandó un mensajito diciendo: estoy leyendote petisa, hay algunas entradas que son geniales. Otra vez, medio en joda, medio en serio, soltó: es obvio que el que sale con vos sabe que se expone a ser escrito.
A veces me pregunto si le habrá gustado de la forma en que salió retratado. Si se habrá percatado que él era él, cuando era él. 
El anterior, también. Se reconoció protagonista de un relato semi erótico en el que nos imaginé, y me dijo todo orgulloso que se había dado cuenta de que él era él. No le dije lo que pensé (que el relato justamente era ficticio y que por lo tanto de orgullo no tendría que tener nada, porque él en vivo y en directo generó la situación contraria). 
En fin.
Y es que supongo que a todos nos gusta sentirnos retratados y leidos, vistos por alguien. Escritos por alguien. 
Esto que genera el blog, en un principio, me tomó por sorpresa. Digo, qué de mis amigos, los lectores más fieles sean los hombres. Que de quiénes comentan, la mayoría sean masculinos. Me pregunté, y le pregunté a quiénes me rodean muchas veces por qué pensaban que era. Cuando empecé a escribir el blog supuse que, debido a que quién lo escribía era una mujer, y sus temáticas por lo tanto eran femeninas, iba a interesarle más a la gente de nuestro género.
Una vez alguien me dijo que yo camino en la cornisa, pero no termino de derrapar al feminimo histérico agudo que tanto molesta a los tipos. Al contrario, hago un reconto de todos los pelotudos con los que salí y que a ellos, masculinos, les da ganas de demostrarme que no todos los tipos son así. Demostrar que yo estaba equivocada y que ellos no son pelotudos, que ellos son distintos. 
No lo se, la verdad. La conclusión última es que no se porque a los tipos les gusta mi blog.
Quizá deberías intentar, si, hablar más de pijas. Y dar consejos útiles del estilo: chicos, en serio, no nos interesa escucharlos pedorrearse, evítenlo. 
Tal vez también serviría que hablaras más de tus tetas (o culo, cualesquiera sea tu parte fuerte).
Como sea, pelu, te cuento que nunca averigué si el chico maní la tenía chiquita o no. Cuando lo conocí, pese a que era muy lindo pibe, me desayuné con horror que tenía voz de gay. Terrible voz de gay. Me la bajó tanto que ni pude averiguar más (era medio snob, ademas. Digo, para no quedar TAN superficial). El tipo hablaba y yo solo podía pensar: ay belén, concentrate en lo que te dice, ay por dios esa voz... que le pasa a este chico por qué habla asi. 
p.- dijo que nunca me iba a perdonar que no me haya acostado con el manicero. Lo más terrible de todo fue que después de soportar dos horas en un café, cuando logré escaparme y salímos, me dijo de ir a tomar una cerveza. le contesté que no podía porque mañana me levantaba temprano. A las cuatro cuadras de despedirlo me di cuenta de que "mañana"... era domingo.

Lamento no haberte aconsejado nada útil, yo soy así.  Inútil es mi segundo nombre. Pero no sabés lo bien que me sale el pasito del gangam style.

Abrazos. Siempre.
Sinceramente, (siempre quise escribir sinceramente)
Belén.

Pd: Lo que sí, siempre me interesó conocer tu historia del papelito en el colectivo. No se por qué, infiero que terminó, y también me gustaría saber por qué. Siempre que entro a tu blog espero alguna de las dos historias. No te digo que con eso levantarás tipos, pero al menos sabé que tenés un publico que le gusta leerte y enterarse de.
Pd2: me gustan las pds.

6 comentarios:

  1. Estimada Belén:
    No puedo más que agradecerte y sentirme honrada por tus consejos.
    Espero que rindan frutos. O, por lo menos, que rindan.
    Tu testimonio nos ayuda a entender a mi, y a miles de mujeres, la importancia de hacerles demostrar a los hombres que no son lo que son.

    Con respecto a tu amiguito, yo lo consideraría inimputable hasta los 22. Va a tener que apurarse a cambiar los hábitos, pero ahorita mismo todavía lo defiendo (además es chiquitito, te dan ganas de defenderlo).

    Y si, algún día voy a escribir la historia del tren. Me agarrás en un momento emocionalmente muy comprometido para hacerlo (¿?), pero es una linda historia que algún día compartiré.

    Con afecto,
    Pelu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estamos aca, intentando averiguar si mi amiguito está bueno. si está bueno le damos, porque mas de 21 todo bien, todo legal.

      escribí la historia del tren. en serio.
      besote.

      Eliminar
  2. Ahora entiendo varias cosas. Con respecto a tu descripcion de tus lectores y comentadores (comentantes? comentistas?)solo le pifiaste en lo del brazo (tengo los dos, aunque tipeo como si tuviera uno solo), lo de virgen (pero no por mucho), y las flatulencias trato de no ventilarlas en publico por mas confianza que te tenga, ni siquiera con mis amigos.
    saludos, felices fiestas y ojala q el destino nos cruce sin saber que vos sos la del blog y yo soy el que comenta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uh, no me esperaba la pregunta! A ver, hay mucho de vos que describis en el blog (y mucho que escondes tambien).
      Cuando escribis estas entradas te imagino en remera o musculosa y shorcito, o pantalon de pijama dependiendo de la epoca del año (y no se porque, pero sin corpiño). Te imagino en un departamento chiquito, medio desarreglado con la gata al lado o dando vueltas cerca.
      Te imagino de esas minas que van por la calle muy en la suya. que si te tienen que largar una puteada no lo dudan un segundo, pero q muy dificilmente mantenga una discusion sostenida, mas de tirar la piedra y salir corriendo.
      Y por sobre todo te imagino petisa, como que me llegarias a la mitad de la panza con suerte (yo mido 1,88)
      Y aunque hablas mucho de ellas, no termino de imaginarme tus tetas.
      Debes estar bastante buena, por tus historias con los tipos, pero me gusta mas tu lado melanco, cuando te pones a ver la lluvia por la ventana, en pijama y con la gata en la falda...

      Eliminar
  3. pero que cosa! justo este post de algun modo no vi. bue, dijiste que te dio asco mi post sobre los pedos (http://intervencionbosquejos.blogspot.com.ar/2012/09/de-los-pepitos.html) por eso te perdono que hayas obviado el detalle de que escribi que mido uno setenta y cinco y peso unos escasos sesenta kilos. no soy gordo. lo de virgen, si bien moje el bizcocho una que otra vez, lo veo por el lado de las actitudes, como las mias, de tirarme pedos y otras mas que no conoces. y con respecto a mi nombre, me llamo josue, no practico ninguna religion por mas que el nombre lo sugiera. y comente alguna cosita tuya en facebook (el del blog) . mi foto de portada actual no te va a gustar, te invito a ver la de perfil. un beso amiga 'chiquitita'.

    ResponderEliminar

comentame toda