la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

domingo, 5 de enero de 2014

el equipo de fútbol y yo/1

yo tenía un amigo, francisco.

él jugaba en un equipo de fútbol hace muchos años.
francisco y yo nos habíamos conocido porque era amigo de un pibe con el que yo salí. miren que he salido con cada uno... pero ninguno como ese pibe. es esa clase de gente que da verguenza ajena, ¿viste?. que uno no puede entender en qué estaba pensando cuando le di bola.

bueno, con francisco nos hicimos amigos instantaneamente. en un cumpleaños de este pibe que ya sabemos y sobre el cual no me voy a explayar. fue una noche extraña, esa, que algún día contaré.

la cuestión es que a partir de ese día fran y yo decidimos que nos caiamos bien. con el tiempo se hizo mas amigo mio que de mi ex.

igualmente nunca tuvimos un trato cotidiano con fran. nos veiamos cada tanto, en grupo, para algún cumpleaños.

hasta el año pasado (no el 2013, eh, el 2012, enero no cuenta). empezamos a hablar mas seguido, a tenernos más en cuenta.

fue ahí que fran empezó a insistirme con que fuese a verlo jugar al fútbol. la verdad es que a mi la perspectiva de tener que irme un domingo a estar todo el mediodía al rayo del sol para ver un partiducho de fútbol en la loma del orto no me emocionaba demasiado, pero finalmente acepté.

es que yo soy así, siempre termino cediendo. además conozco a los masculinos. se que parte de su esencia es mostrarte (a vos, al mundo) lo que hacen. siempre suelo contar, divertida, la historia de un profesor bastante conocido de mi facultad que me agregó al face y después de cruzar 4 palabras empezó a mostrarme lo que él quería que yo viese de él: este soy yo tocando la batería (pasa videito de youtube); este soy yo cuidando a mi sobrino (pasa foto de él tirado en el pasto con un monito bastante feo); este soy yo y mi equipo de fútbol 5 de los miércoles (pasa foto); este soy yo y mi equipo de fútbol de los domingos, juego de 9 (pasa foto); este soy yo dando una clase en... etc etc.

es bastante curiosa esa faceta masculina, la forma en que buscan venderse. siempre me dio un toque de ternura (un toque, cuando se ponen gomas como el susodicho de la batería ya no). es como algo medio infantil que les queda, en donde en plan apareamiento muestran sus morisquetas y habilidades a su objeto de deseo.

pues bien, fran insistió y finalmente le dije que si. que un domingo lo acompañaría a verlo jugar.

asique dos semanas después me puse el despertador a las 10 am, me levanté, me puse mis calzas azules eléctricas para estar cómoda, una remera simple, blanca, con la pantera rosa estampada en ella, me hice una colita alta y allí fuí.

así comenzaba, entonces, mi historia con el equipo de fútbol.
bienvenidos a ella.

1 comentario:

  1. Cuando arrancás una historia me agarra la emoción de agarrar un libro nuevo, pero más paja porque son cortitas.
    Pasa que yo leo mucho... y sé arreglar licuadoras.
    Después te paso una foto mía arreglando una licuadora mientras leo un libro.

    ResponderEliminar

comentame toda