la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

miércoles, 15 de enero de 2014

el chico sopapa/3 y esas cuatro palabras

esta historia empieza acá
y sigue acá

entonces, estábamos con el trosko.
estuve con los otros dos, primero, de los cuales ya hablamos anteriormente.
luego de pasados tres o cuatro meses de esas historias, reaparece el sopapa.

me habla un día por facebook. de francisco, claro, para sacar tema.
recuerdo que le comenté algo a francisco y me dijo, tranquilamente: es que te quiere dar, belén. es obvio.

lo pensé un poco, pero yo estaba chongueando con otra persona y la verdad el sopapa (que todavía no sabíamos que lo era, claro esta) no me interesaba en lo más mínimo.

un mes después el sopapa reapareció. estuvimos hablando de tipos de tetas (en serio; estos son mis problemas para vincularme con el sexo opuesto de los que habla inés) y francisco volvió a decirme que me estaba buitreando. quería divertirse y la petisa (yo) le parecía una excelente opción.

lo pensé otra vez. era divertido, pero demasiado gordis para mi gusto. tenía cara rara, además, y una nariz extraña. y era trosko. yo dudaba. y ustedes saben que ya el atisbo de duda con respecto a alguien para iniciar cualquier tipo de relación es mala señal. pero también ya saben como soy yo. dado que no tenía nada más a la vista, me dejé convencer.

un día francisco me invitó a cenar y trajo al sopapa consigo. la cena fue amena (en realidad charlé más con fran que con el trosko, pero bueno) y al sopapa se lo veía emocionado. esta noche la pongo, debía de pensar.

decidí darle una oportunidad. hacía un mes que no cojía, no había otra cosa en vista. no es feo, concentrate en eso belén, me decía a mi misma. no es feo no es feo no es feo.

"te llevo a tu casa" dijo el trosko sopapa, obvio. sonreí y acepté. francisco cruzó una mirada conmigo. ya estaba hecho. eso era un sí.

me pidió mi teléfono, lo agendó, y me llevó hasta la puerta de mi casa en su super auto. en ese momento me llega un mensaje de fran: ¿y? ¿qué pasó?

me causó gracia el mensaje y me reí. me preguntó de que me reía y le conté. se rió conmigo y me dijo: que onda vos con fran, está como muy pendiente.
le dije que eramos amigos, nada más. se ve que la respuesta lo dejó satisfecho, porque no volvió a nombrarlo en toda la noche. estuvimos charlando un rato en el auto, no se si era que ya estaba entregada o que realmente sacó a relucir sus mejores armas conversacionales, que, un poco empujada por el frío, un poco con ganas de que avance al menos y me de un beso (cosa que no parecía dispuesto a hacer) dije esas cuatro fatídicas palabras:
¿subimos a mi casa?

2 comentarios:

  1. "hablamos de tipos de tetas" Todas mis relaciones empiezan más o menos así.

    ResponderEliminar
  2. Estamos levantando apuestas entre lectores para acertar la razón por la que quedó identificado como "sopapa"

    ResponderEliminar

comentame toda