mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo lo de guardar secretos y siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así siento que no desperdicio 700 pé.

la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

sigamosnos:

sígueme en Instagram siguenos en facebook siguenos en Twitter siguenos en facebook

miércoles, 20 de febrero de 2013

una historia boluda II

esta increíble entrada sin desenlace ni final, comienza acá

cuando dejé de llorar, decidí que yo no me iba sin el parlantito.

no tenía crédito en el celular (para variar) pero había traído el numero del pibe. caminé 6 cuadras hasta encontrar un teléfono público (si, todavía existen). puse todas las monedas que encontré en mi billetera y recé para que esa cosa funcionase. funcionó. el pibe me atendió.

pibe: ¿hola?
belén.- hola, soy yo, no hay nadie.
(cinco segundos de silencio)
pibe: ¿sos la chica que venía de capital, belén?
belén, hastiada, como si fuese obvio: si. no hay nadie.
pibe: es que son las 8
belén.- estoy desde las 7 y media y está cerrado. si, soy una genia, se me acaba de ocurrir llamarte.
pibe: jaja
belén.- es que estuve dos horas en el colectivo.
pibe: bueno, esperame ahí, ahora voy.
belén.- ok.


me senté en el cordón de la vereda. se empezaron a agolpar de vuelta las lágrimas. no se por qué. si se porque, pero les va a parecer estúpido: me pone mal estar en lugares donde no se donde estoy y saber que estoy muy lejos de cualquier casa o persona que conozca. todo eso junto me pone triste y me da miedo no poder volver nunca perderme para siempre jamás y que nadie se entere porque no tengo crédito en el celular. es triste.

en eso estaba, pensando que mis zapatillas eran una mugre y que me tenía que bañar, cuando una camioneta paró al lado mio. alguien cerró la puerta y se me puso en cuclillas al lado.

pibe: ¿sos belén?
belén.- sip
pibe: disculpá que te hice esperar.
belén.- todo bien.
pibe: ¿estás muy enojada?

levanté la cabeza mientras me sacudía mi short de jean y lo miré dispuesta a decirle que si, obvio. un pibe en ojotas, con bermudas bajas que dejaban ver apenas un boxer negro y una chomba amarilla me sonreía, entre divertido y expectante. lo miré y no pude articular palabra.
                                                                                                y  si, por supuesto, obviamente
                                                                                                                             me enamoré.

2 comentarios:

  1. Todo bien, pero los que tenemos un sólo huevo tendríamos que poder opinar en tu encuesta. Pensá que con uno sólo toda la sensibilidad recae en él... No sé, pensalo.

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno, te dejo votar. pero solo porque me caes bien, vos y tu monohuevo.

      abrazote

      Eliminar

comentame toda