la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

lunes, 20 de agosto de 2012

¿qué me está pasando?

me acabo de acordar de la vez que mi padre decidió hablarme de sexo.

corría el año 2004 y yo tenía 17 años (y varias experiencias sexuales en mi haber).

un día llegué y él y su esposa estaban sentados en la mesa del comedor con talantes serios y sombríos. yo venia masticando un chicle y tarareando noooo noo esss amooooorr, lo que tu sienteeees se llama obsesiónnnn. abrí la heladera y mi papá me pidió que me siente.

con una manzana en una mano me senté y los miré. mordí la manzana y esperé. como nada pasaba, con la boca llena, pregunté.

b.- ¿qué, pasó algo?.
p.- creemos que ya estás en edad para hablar de ciertos temas.
b.- no creo que haya edad para hablar de ningún tema.
p.- quiero que hablemos de las relaciones sexuales.

recuerdo que me ruboricé en un segundo. con los pies empecé a golpear la silla de madera al ritmo de la canción del grupo aventura, y me quise morir. ahí mismo. me habían contado de esto, mis amigas. yo, dada ya mi edad avanzada (lista para recibir) pensé que había zafado de la charla. pero no. pensé que esto no podía ponerse peor... pero resultó que si.

p.- ¿te acordás de estos libros que tenías cuando eras chica? yo creo que tendríamos que repasarlos...

y ahí, ante mis ojos desorbitados, sacó el ¿de dónde venimos? y el ¿qué me está pasando?. literatura que quiénes tengan masomenos mi edad (y padres progres como los míos) conocerán.

después de eso, mis recuerdos son borrosos. no se si logré zafar de la charla haciendo lo que hago siempre cuando no quiero hablar de algún tema con mi papá (ay papá, dejame en paz) o si me banqué el sermón con ayuda de lo que mi psicologa llama la huida cerebral, en donde nuestra cabeza se va lejos de nuestro cuerpo para escaparse del dolor físico (o, en este caso, la humillación parental).
cualquiera sea, lo importante es que sobreviví. o algo asi. pero todavía quedan secuelas. yo creo que a la hora del sexo se notan bastante.


7 comentarios:

  1. jajaja qué hdp... pensé que ese libro lo había sufrido yo solamente... yo tuve esa charla con mis viejos pero más de joven, corte 12 o 13 años (fue peor porque al estar ellos divorciados, me fumé no una sino dos charlitas). Lo que sí es algo inevitable es que esas charlas son siempre humillantes, porque sea a la edad que sean esos sermones vienen tarde para el inicio de las actividades sexuales (aunque sean en distintos niveles, masturbación solamente o coger directamente si es más tarde aún), así que lo único que uno puede hacer es poner la mejor cara de póquer mientras fantasea con hacerse bolita bajo cuatro frazadas en su cama (y luego hacerse una pajona, claro está).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me gustaría que firmes de alguna forma en que pudiese reconocerte. porque te confundo con todos los otros anónimos pero a veces te identifico por como escribis y eso y se que hay una linea de continuidad entre este anónimo y el que me escribió en X entrada. pero a veces me mareo.

      copate, dale. hacelo por mi, diría ataque.

      Eliminar
  2. jajajja geniales libros, estaban en la biblioteca de mi escuela primaria. los leiamos siempre.

    (soy LuLi*, del foro =P)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja. yo todavía me acuerdo de la imagen de la mina que era rubia en la cabeza pero tenía los pelos del pubis (que fina) morochos. me quedó re grabada esa imagen en la cabeza, anda a saber porqué. y la del pibe con la pichila parada por que tenia sueños humedos. o cuando se iba a tirar en la pileta y pum, el pene erecto.

      geniales.

      abrazo lu!

      Eliminar
  3. Pasa que esto es una conspiración de anónimos cuyo fin es confundirte. (?)

    A mí, que soy más viejo, no me mostraron ese libro ni me hablaron de sexo. Capaz que si lo hacían me sentiría más predispuesto a dar sexo oral. No lo sabemos.

    ¿Las secuelas son a la hora del sexo o a la hora de relacionarte con un tipo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿que tan viejo sos?

      me estoy haciendo una imagen mental terrible de vos. no sabés.

      el sexo me inhibe. YA ESTÁ, LO DIJE.
      con respecto a los tipos, siempre hago todo mal.
      es mi esencia, mi encanto, mi razón de ser. ya conté alguna vez de ese ex que me dijo que salir conmigo era como estar chupando un limón todo el día.
      en fin.
      si me firmás con nombre escucho algo de minimal. hagamos intercambio.

      Eliminar
  4. 3X
    es mejor que te hagas una imagen terrible al tun tun y no una -seguramente inevitable- a partir de lo concreto.
    hay una canción de minimal que se llama la maquina de hacer todo mal.
    (igual, la que más me gusta es la que te pasé el link la otra vez, compañera, o aquel martillo de thor.)

    igual, todo mal no. al menos llegás, a veces, seguramente no siempre, a un lugar donde te pueden decir eso. o sea, no te descartan de una. bueno, tal vez eso no lo hagas bien vos, sino tus tetas, no sé.

    un limón, no; pero una naranja...


    ResponderEliminar

comentame toda