la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

domingo, 5 de agosto de 2012

la niña bien

siempre fue una nena buena, siempre se portó bien. mi mamá solía repetír esa frase cuando hablaba de mi.

entre lo real y la burla que destila, estoy yo.

siempre hice lo que tenía que hacer.

y de pronto estoy acá.
miro hacia adelante y me da vertigo.

se que puedo hacer realmente lo que quiera. la libertad infinita sin embargo me paraliza. darle tanta libertad a alguien acostumbrada a seguir las instrucciones aterroriza.

todas las sentencias y seguridades que tenía al respecto de mi de pronto aparecen borrosas, quizá siempre estuvieron así pero prefería no darme cuenta. algunas se mantienen como si fuesen pedazos de cartulinas negras decoloradas que intento volver a pegar con una cinta scoch vieja. desesperada, raspo con la uña la cinta contra la pared buscando que se queden donde estan. a medida que las certezas se desprenden, mas desubicada me siento.

desnuda de todo, hasta de la soberbia y la seguridad de plastilina que uso para disfrazar mis inseguridades, me doy cuenta de que lo unico que quiero es no querer.

no quiero laburar en serio.

no quiero seguir estudiando.

no quiero un novio.

no quiero hacer actividad fisica.

no quiero hacerme cargo de nadie.

no quiero tener responsabilidades.

no quiero ir al supermercado.

no quiero pensar en arreglarme para salir de mi casa.

no quiero salir al mundo.

quiero quedarme acá con el pijama, tomando mate, llorando y viendo peliculas que se como terminan (bien).

por primera vez en mi vida me rebelo a seguir las instrucciones.
si total las seguis y la gente se muere igual, ¿de que nos sirve portarnos bien?

4 comentarios:

  1. El bien y el mal conducen sin opciones, al mismo destino: el amor. Pero... quien hace el bien, ama bien; mentras que, quien hace el mal, ama mal.
    Jeje suena espantosamente cursi!!! pero sin embargo, creo que un buen amor, es lo único que justifica hacer un poco de bien por esta vida.

    ResponderEliminar
  2. ay, el final... sí, el final. Tan cierto.

    ResponderEliminar
  3. Nunca me senti tan identificada al leer...

    ResponderEliminar

comentame toda