la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

domingo, 21 de octubre de 2012

tenías razón, mejor veamos algo lindo

cuando era chica solía ver la misma película una y otra vez, y otra y otra. me sabía de memoria los pasajes, adelantaba las partes que no me gustaban, me acordaba todas las canciones. cuando ibamos al video club solíamos alquilar dos. una para mi, que era casi siempre la misma, y una para vos. cuando yo ya había elegido, te ayudaba a elegir la tuya. caminabamos entre las opciones e ibamos leyendo la contratapa de las películas. cuando llegabamos a casa, mientras cenabamos y después, veiamos la que había elegido para mi (que solía ser la bella y la bestia, o el rey león en su defecto). yo me enojaba porque vos te parabas a lavar los platos y te decía que te estabas perdiendo la mejor parte. vos me decías que ya la habiamos visto tantas veces que te la acordabas. igual, yo me ocupaba de contarte que estaba pasando cuando te ponías de espalda. "y ahora el papá de bella entra al bosque encantado, y ahora el caballo se asusta y ahora no sabés, salen unos buhos y no sabés, mirá, mirá esta parte". cuando la película terminaba, era mi hora de irme a dormir. me acompañabas a la cama y me deseabas buenas noches. la puerta quedaba entre abierta y mientras me dormía escuchaba los sonidos y me llegaba la luz del televisor mientras veías la película para grandes que habías elegido para vos. el proceso continuaba a la mañana siguiente, cuando, en el desayuno, me contabas de que trataba la peli que habías visto y si te había gustado o no.
cuando cumplí 10 años empecé a ver las peliculas "de grandes" con vos. siempre fuiste despistada y nunca sabías si habías visto la película que querías llevar o no. yo tenía una capacidad extraordinaria para recordar todas las peliculas y argumentos que me habías contado esas mañanas. "no, má, esa ya la viste, te acordás, la de la chica que el tipo la deja porque tiene que mudarse y entonces....".
cuando salió la película "quedate a mi lado" yo tenía 12 años. quise que la alquilaramos para verla, además yo amaba a julia roberts. me acuerdo que leiste la contratapa y me dijiste: no belén, es de una madre con dos hijos que se muere de cancer . no quiero ver algo tan triste. ya bastante triste es la realidad, veamos algo lindo.

hoy es el día de la madre, y, como siempre, mi inconsciente te trae de vuelta, porque aunque inés dice que tengo que despegarme por mi propio bien de tu no presente yo te sigo nombrando siempre que puedo para dejarte asentado que no pasa día en que no te recuerde, no pasa día en que no me duelas, no pasa día en que no te extrañe.  llegué a casa y no pensé demasiado en el día de la madre, estaba bien, es un día pedorro y comercial, bla bla, lo que ya sabemos. me senté a almorzar y decidí ver una película. sin fijarme demasiado seleccioné "quedate a mi lado" porque era una de las últimas que habían subido en cuevana y estaba segura de que no la había visto. a mitad de la pelicula me acordé de ese día que te ofrecí alquilarla y no quisiste porque era demasiado triste.
nos lloré toda la película, porque vos, porque yo, siempre terminamos atravesadas en recuerdos que ahora recuerda una sola de nosotras. eso de recordarte bien no existe, porque recordarte implica recordar inmediatamente que es un sin sentido que dos personas que se quisieron tanto como vos y yo ya no estén juntas. es mentira que el dolor pasa con el tiempo, porque está siempre ahí, igual, y es la constante de saber que no puedo pedirte que con una sonrisa y dos palabras soluciones todo el desastre en que convierto mi vida porque algunos nacimos así, como yo, sin la fórmula para saber como ser felices, y otros nacen así, como vos, sabiendo como vivir y eso justamente es lo que hace tan injusta tu muerte.
y si escribo esto es para dejar asentado, hoy, que te recordé, como todos los días. y que, una vez más, tenías razón. la vida apesta lo suficiente, no necesitamos que una película pedorra nos lo recuerde.
mejor veamos algo lindo.

8 comentarios:

  1. Otra vez un texto hermoso. Me hiciste lagrimear. Hoy mi pequeña prima escribió una carta (casi de despedida) a mi tía que esta enferma. Encima esta lluvia es peor.
    Beso y un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A pesar de no conocerte, te daria un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
  3. Tu mamá está muy orgullosa de vos, sin dudas. Arriba, muchacha. Besos

    ResponderEliminar
  4. gracias a todos por leer y estar del otro lado y esas cosas. abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Sos una linda, tu mami te cuida desde arriba :)

    ResponderEliminar

comentame toda