la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

domingo, 29 de julio de 2012

el italiano y yo

hoy me desperté y me dieron ganas de escribir la historia del italiano. no es del estilo de este blog, porque es una linda historia, de esas que uno se enamora sabiendo que no tiene que enamorarse y eso. fue este verano, y me pasó (como me pasan las cosas en general) sin esperarlo, y gracias al empuje de dos amigos. viste que yo soy como esos fititos naranjas que se quedan a media marcha siempre y les cuesta arrancar. por suerte, con el italiano, el tuvo bastante actitud, y mis amigos se encargaron de pegarme un patadón en el orto cuando fuese necesario para adelantar de a dos casilleros.

ese verano en madryn pintaba mal. mi ex novio y (ahora) ex mejor amigo, con el que solía compartir mis días de verano allá se había puesto de novio y me había dejado de hablar de un día para el otro. yo, que con el temita de la lealtad tengo problemas serios, iba llorando por los rincones por esa relación de 7 años trunca de un día para el otro sin ningún tipo de explicación. por suerte ese verano estaban l.- y f.- para enseñarme que nadie es indispensable (que pensamiento a la vez optimista y desgarrador, ¿no? sobre todo para gente como yo con el ego grande que le gustaría ser inolvidable en la vida de la gente). asique así estabamos.

yo había aumentado como 4 kilos además, y me sentía un elefante en una cristalería. si bien mis amigos decían que estaba todo bien (tenés mas tetas belén, es lo único que importa, no jodas) yo penaba por qué los pantalones me apretaban y nadie me iba a querer siendo una gorda chancha a la que los ex mejores amigos ya no le hablaban y este año ya iba a cumplir 25 años y que vida horrible la mia bla bla.

l.- y f.- son un dúo impecable. dos personas con una gran conexión. y ese verano me adoptaron, asique fuimos un trío inseparable. hace unos pocos días l.- vino a bsas e hicimos un pijama party con f.- (si, madurar lo dejamos para el 2013) y nos parecía increible que en un solo verano nos hayan pasado tantas cosas.

pero bueno, empecemos con la historia. f.- cumplía años y quería salir. yo, que ya no estoy para esos trotes y habíamos salido el día anterior, intenté esbozar alguna excusa que cayó en oidos sordos. l.- y f.- saben que cuando yo empiezo a protestar no hay que escucharme, como si pasase un tren, y seguir con los preparativos como si nada. f.- estaba bastante nervioso, además. en la casa son medio hinchapelotas y estar en madryn (él vive acá, en bsas) le rompía bastante las pelotas. decidió que esa noche se iba todo a la mierda y empezó a tomar. a mi me falta una parte de esa noche, porque llegué un poco tarde y ya estaban, ambos, muy entonados. fuimos directamente a margarita (un pub de madryn para gente mayor como nosotros, diría mi hermana) y empezamos a bailar. la música era genial, y en el lugar la onda era espectacular. era un jueves, y se ve que habían organizado para ir al lugar dos hostels, por lo cual el lugar estaba lleno de gente de afuera. (y de rosarinos, no se que onda, hay rosarinos en todos lados). el pedo de f.- y l.- ya era monumental, y es entonces cuando f.- me dice de la nada:
f.- soy gay.
b: ¿qué?
f.-: gay.
b: ya sabía igual.
f.-: ya sé, pero que bien que se siente decirlo.
b.- te quiero pancho.

a partir de ahí, la noche se desbocó. tengo recuerdos difusos de nosotros tres oganizando unos pasitos en conjunto con todos los que estaban en el lugar. l.- se había sacado los zapatos y movía los brazos cual entrenadora de aerobic, nuestra capacidad de convocatoria esa noche fue impresionante. los pibes pasaban y nos felicitaban por la buena onda (?).
f.- tenemos que aprovechar eh. de acá nos vamos los tres acompañados.
b.- jaja, bueno dale.
f.- no te rías enana, vos sos la prioridad acá. dejate de joder con rebotar machos, te vamos a encontrar algo.
b.- na, sabés que a mi no me va eso del levante en el boliche, busquense ustedes alguien.
f.- ¿cuál te gusta?
b.- ¿uhm?
f.- si, de acá, de todos estos. mirá y elegite uno, se que te lo vas a poder levantar.
b.- no se f.-, ya fue.
f.- elegí, dale. no me hagas calentar.
b.- ¿aquel? (señalé con el dedo hacia un pibe sentado en una mesa al fondo que miraba la escena y a l.- agitando los brazos bastante desconcertado).
f.- leeeeeesto. tus deseos son órdenes.

así, f.- caminó derecho hacia el lugar a dónde le había señalado. de pronto lo veo hablando con un pibe que estaba parado adelante del de la mesa que le había señalado. le hago señas de que no era ese, que era el otro, pero no me da pelota. se acercan ambos rápidamente, y el flaco equivocado me sonrie.
f.- mirá quien te quiere conocer petisa.
b.- (tratando de ser educada) no, pero este no era...
f.- ¿eh? no te escuché. está buenisimo (guiño)
b.- no, que no era este. era el que esta sentado...

en tanto, el flaco equivocado se me acerca y me saca a bailar.
b.- eh, gracias. es que no eras vos, f.- se equivocó.
flaco equivocado.- ¿cómo que no era yo?
b.- claro, el que había elegido. disculpá.
flaco equivocado.- jajaja, sos rara. ¿tan feo soy?
b.- no no. para nada. pero bueno, no eras el que elegí.
flaco equivocado.- capaz que si hablás conmigo y dejás de mirar para otro lado podés elegirme. soy de rosario, ¿vos?
b.- de acá, soy de acá.
flaco equivocado.- me encantó el numerito de baile que hiciste. ey, acá, estoy acá.
b.- disculpá, hablamos después dale.

el lugar estaba llenísimo, casi no se podía caminar. cuando por fin diviso a f.- y l.-, me acerco.
f.- ¿y?
l.- estaba re bueno el rosarino!
b.- si, no, pero no era ese, te confundiste.
l.- agarratelo igualllllllllllll
b.- pero es que el otro me gustaba, ahora me encapriché.
f.- a ver, cual era. sos complicada eh.
b.- no lo veo encima, capaz se fue.
f.- ¿no es ese el que está hablando con tres minas?
b.- ese! que hijo de puta, no puedo dejarlo solo.
l.- esta buenisimooooo, yo tmb quieroooo.
b.- salí, yo lo ví primero.

así, nos acercamos los tres al italiano. nos ubicamos estratégicamente y lo miramos. no parecía muy entretenido con la conversación de las minas. así, f.- se acerca a hablar con el y nos señala. el italiano que no sabíamos que era italiano hasta ese momento le contesta algo que f.- no entiende. f.- prueba entonces hablarle en inglés. entre el ruido, la borrachera y los problemas de comunicación, creo que f.- le hizo entender algo de nosotras. el italiano nos hace un gesto con la mano como para que nos acerquemos. l.- solícita, se acerca y se lo chapa apasionadamente. yo, reconociendo la derrota, me quedo sentada a unos metros de la escena. soy de esa clase de gente que asume haber perdido antes siquiera de haberlo intentado. están un rato ahí, l.- y f.- (f.- intentando que el italiano le de el mail no se para qué: yo lo anoto acáaaa, decía, mostrandole el celular) y de pronto el italiano se para y se va a la barra. medio entristecida por la situación (en esos momentos maldigo no ser parte del elenco de una comedia romántica en donde justo ahí aparece el chico de mis sueños y de repente soy feliz) cuando escucho que alguien se acerca una silla al lado mio y me toca el hombro. cuando me doy vuelta lo veo. alto, lindo, con hoyuelos (como yo!)... el italiano:
i.- aló.
miré alrededor para ver si era en serio que me hablaba a mi semejante especímen.
b.- hola...
i.- yo... problemas to speak tu friend dijo que venir pero no.
b.- uh, no hablo muy bien inglés, perdón.
i.- je, yo tampoco.
b.- castellano veo que algo si.
i.- slow, sino no entender, ¿entender es?
b.- si
i.- yo esperaba por ti ahi.
b.- es que te ví entretenido.
i.- is your friend very... como se dice
b.- es linda.
i.- no, esa sos vos.


continuará...

1 comentario:

comentame toda