la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

domingo, 25 de agosto de 2013

demasiado amor

cuando mi mama murio se me rompio la vida. charlando con una amiga querida, que creció muy sola, criada por seres ajenos pese a la sangre, yo le decía que a mi mi vieja me dio tanto amor, tanto, tanto, tanto... que quedarse de un dia para el otro sin eso es como cuando te metés a la ducha esperando la caricia tibia y te golpea una lluvia congelada. desolación es la palabra que mejor describe la escena: ante vos una vida llena de futuro repleto de nada. mi amiga, que es mas sabia que yo, mas crecida, me dijo que yo habia tenido demasiado amor para una vida y que eso debia bastarme. mejor perder algo que no haberlo tenido nunca, aseguró.
yo me sentía  sofocada. tenía la sensación de que no me acordaba como respirar naturalmente, como poder volver a dormir. solía agarrarme la garganta, mis dedos fríos al tocar la piel del cuello me permitían sentí el lejano latir de mi corazón y me recordaban que seguía acá. ¿cómo se hacía para volver a respirar y a dormir? durante tres días no cerré los ojos, no podía dormir, no quería, quedarme despierta me daba la ilusión de que todavía habíamos amanecido en el mundo las dos juntas. el cuarto día me quedé dormida, sin darme cuenta y por lo tanto sin poder evitarlo, agotadísima y sentada en una silla. cuando desperté, diez horas después, rompí en llanto histérico. había echado a perder lo único que  me quedaba para sentirme en el mismo mundo que mi mamá.
fueron tres años de dolor, de andar con las tripas hacia afuera, arrastrandome en una vida que no quería. cada uno vive como puede, y sobrevive como debe. lo unico que hacía que saliese de mi casa era pensar que tenía que vivir por obligacion, en nombre de alguien que quiso vivir, y se murio queriendo.
¿para qué respirar, por qué dormir?
hoy, 5 años después, la sensación sigue siendo la misma pero el dolor se atenua, porque te olvidas de como era antes. te olvidas como era la persona que extrañas, te olvidas las cosas que decia, el tono de su voz, su forma de mirarte, te olvidas la forma en que se ponia el saco y si se lavaba los dientes antes de desayunar o despues. nadie es irremplazable, porque para eso existe el olvido que viene arrastrandose junto con el paso del tiempo. por mas que intentes recordar, ya nada es como era. vos ya no sos la persona que conoció a tu mama. recordar se vuelve mas una tarea de fe, de abnegación, que un ejercicio automático. creer que podés recordar se vuelve un nuevo mantra que combate la culpa que genera el olvido natural del tiempo.
aún hoy, las mañanas es lo que mas me cuesta. cuando el despertador suena y yo abro los ojos, no logro recordar para que me levanto, con que finalidad. para qué. quiero quedarme durmiendo, no me preocupa respirar, solo dormir.
me rodean afectos, gente que me quiere y a la que quiero, pero no es suficiente. ya tampoco lo es el pensamiento de que mi mama lo hubiese querido asi. mi mama ya no es mi mama, yo ya no soy la persona que la conocio. se que ahora no existe, y que por lo tanto esos ejercicios mentales que hacemos para sobrevivir no tienen sentido. que sigo sola, sin ese amor originario, fundamental, que le daba sentido a todo lo que me rodeaba. hay un agujero ahí, lleno de  un futuro con nada que tenga verdadera importancia.
¿por qué no dormir, dejar de respirar?
sin embargo, me levanto. creo que es porque, en el fondo, tengo la pequeña, secreta, sensacion, de que algún dia voy a encontrar a alguien que de pronto con su mera presencia le de nuevamente sentido a una existencia ridicula. cada mañana, temprano, me abrigo y salgo a las calles porteñas. el frio que golpea a mi cara me recuerda que soy un cuerpo caliente que se mueve, que sigue vivo, pese a mi, que respiro, que no duermo. es mientras espero el colectivo, en una parada llena de gente con mirada triste que se dedica a esperar para ir a gastar su vida en un trabajo que odia, que cierro los ojos y logro conectarme por unos pocos minutos con una sensación que late cada día, empecinada, y parece indicarme, suave y ritmicamente, que si sigo acá es porque todo este amor que me dejó mi mamá y que tengo atorado acá adentro en algún momento tiene que salir hacia alguien. abro los ojos, miro a las personas a mi alrededor y me imagino cuál será su forma, si será como ese hombre, o esa mujer, ese anciano o ese niño. me imagino que esa persona a la que amaré tanto, pero tanto tanto va a agrietar ese dique que contiene todo este amor que me ahoga y me impide entender la vida por fuera de el.
mucho amor puede matarte, 
hacer de tu vida una mentira, 
demasiado amor te mata, 
                             al final.

necesito creer que, algún día, ese amor saldrá de mi, liberandome y permitiendome amar a otro y que así, de pronto, mágicamente, sobrevivir empiece a tener sentido.

26 comentarios:

  1. me fascina cómo escribís. tengo que confesarte que lloré y gemí un poco de la emoción. tengo 28 años, me llamo Mariano y mi vieja murió cuando tenía once. te puedo asegurar que entiendo lo que sentís, yo aún tampoco encontré -el amor- como dicen pero sigo mirando a la gente a los ojos y conmoviendome al conocer a gente linda como vos lo cual en verdad me dio y me sigue dando fuerzas para vivir. tengo amigos/as también muy queridos que pasaron por situaciones similares y es increíble aprender a entender cómo es que hacemos todos nosotros a sobrevivir he tenido discusiones sobre si es cierto o no esto de.que aquello que no te mata te hace más fuerte y yo siempre estuve convencido de que si hace poco murió mi última abuela, la mamá de mi mamá y comencé a restaurar y desempolvar el interrogante por qué mi fragilidad claramente también se hace carne de lo que soy y me gusta ser por lo tanto cada vez requiero menos pensar que adquirí super poderes con aquellos y éstos accidentes.
    espero que mis palabras te lleguen o al menos te sirvan como una idea más de lo que se siente que alguien transmita un poco de amor.

    abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez (que yo recuerde) que -además de expresar el dolor- reflexionás sobre él como objeto, lo que me parece un muy buen paso. También es la primera vez que noto que hables de tu necesidad de dar "ese amor que te ahoga". Es una expresión extraña ya que se supone que quien recibió y tiene mucho amor aprendido puede, a su vez, volcarlo "generosamente" en otros en lugar de sentirse ahogado por él.
    Yo no soy quien para analizarte y no conozco realmente las representaciones inconscientes que te provocan ese atoramiento; eso lo verás con Inés. Pero parecería como si estuvieras hablando no de una necesidad propia sino de un mandato, el de "amar a alguien como mi mamá me amó a mí". Supongo que esta es una idea que rechazarás racionalmente, pero -como dije- no te conozco tanto como para conocer tu realidad inconsciente. Porque la racionalidad indica que no se puede amar a "alguien" como se ama a un hijo (sobre todo a un hijo único, que se cría a solas y en el que se vuelcan todas las esperanzas de trascendencia). Y entre tanto, qué ¿te reservás para no correr el riesgo de que ese "alguien" no sepa reconocer como es debido ese "caudal de amor" que volcarías en él cuando "se rompa el dique"?. Si fuera así, estarías "amenazando" a ese "alguien" con "ahogarlo" en tu amor. Me parece que estas metáforas no funcionan ¿no?
    La otra que queda es que nada de esto sea así; que, en realidad, sucede lo contrario y (creo que contaste que Inés te lo dijo) lo que todavía estás esperando es que "alguien" te haga sentirte amada como lo hizo tu mamá. Lo que -claramente- no es posible. aún si tuviera un hijo y lo criaras sola te querría de "otra" manera, como hijo. Y, si hablamos de adultos, tampoco. El enamoramiento es algo que sucede y, a veces, la pegás con ser correspondida y desde ahí se puede construir amor (que es otra cosa más compleja). Pero es siempre una apuesta sin garantías. Reservarse para una única posibilidad (a la que no se le otorga la posibilidad de que no funcione) me parece que es casi como asegurarse de que nunca ocurra. ¿No es lo que hacés al plantear toda relación nueva como un desafío que el otro tiene que ser un "superhombre" para superarlo?
    No te olvides que "porque te quiero te aporreo" ¿eh?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te quiero bob. responder a eso seria muy intimo como pa ventilarlo por acá (ah, si, quien lo diria). si algun dia me comprás ese café (te voy a hacer pagar) lo charlamos.
      igual eso, te quiero.

      Eliminar
  3. Belen celebro que puedas poner en palabra la mezcla de sensaciones, el querer y necesitar ser querido, el como lograrlo , el enrosque propio que a veces hace que ese amor que tenemos para dar no salga fluido como lo necesitamos, creo que el poder poner palabras cada vez mas claras para vos y para los que te leemos hace que uno piense que estas mas cerca de lograrlo! El camino del propio entendimiento es largo...........pero he empezado a ver que no es desde la distancia que se logra estar cerca del amor sino desde la cercania....... Abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. reapareciste! tenés razón, como siempre. yo te abrazo más.

      Eliminar
  4. Ya lo escribí alguna vez por acá
    es tan hermoso cuando nos hacés llorar,
    nada puede parar el dolor, nada.

    Por suerte existe Queen,
    que hace la vida más linda
    y ayuda a doler un poco menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola ger, no te enojaste por lo del twitter no?
      el dolor es tan lindo a veces que crea una fascinacion extraña. hay que alejarse.

      Eliminar
  5. Siempre te leo, hoy me conmoviste. Saber que existe en vos todo ese caudal de inquietud y de amor con ganas de encauzarse.
    Gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias a vos por leer, mas bien. abrazo.

      Eliminar
  6. Muy lindo. Yo llegué a esa conclusión, algo estúpida -y sobre todo, producto de carencias que no le llegan en importancia ni a la uña de las tuyas- de esperar o buscar en cada cara la posibilidad de que haya alguien especial.
    No creo que yo llegue, posiblemente vos sí llegues -aunque como dijo bob, nunca va a ser como tu vieja, ni en lo que esperás dar, ni en lo que esperás recibir-.

    PD1: http://www.youtube.com/watch?v=H1159QzfOy8 -igual queen siempre garpa-.
    PD2: ahora me olvidé, después lo pienso y si me acuerdo lo escribo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que lindo que no tengas esas carencias. aferrate.
      yo creo que ambos vamos a llegar, vas a ver.
      abrazo grande, gracias por leer (la renga vá, obvio, alguna vez subí ese video en alguna entrada, ya no recuerdo).

      Eliminar
  7. Ah, ahí me acordé, por ahí suene insensible, pero lo tiro y cualquier cosa lo borrás:
    ¿no sería una buena idea trasladar esa relación y reflexión a la historia? Digo, algo del tipo relación entre pasado, memoria, presente, trauma, ese tipo de cosas. Que sé yo, por ahí ayuda (?).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. estoy peleada con la historia. ojalá algún dia nos reencontremos.
      ¿porque lo borraria?

      Eliminar
  8. Estás hablando de tener hijos? Me suena a que toda esa angustia recién se apaga un poco cuando te hacen un bepi y de repente tu vida tiene 18 años 9 meses de sentido, o más.

    A un amigo de la primaria se le suicidó el viejo. Al poco tiempo estaba de novio y esperando un pibe. Fue el primer papi de la camada. Casualidad? No lo creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no, nene, no. tenés la profundidad de una almeja. tonto.

      Eliminar
  9. Intenso, piel de gallina. El único amor con ese nivel de intensidad que expresás, que he sentido además del de mi madre, es por mi hija. Pero como dice Bob, es amor de una madre hacia una hija, sólo lo traigo a colación por lo fuerte que es lo que se siente. Te mando un abrazo muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias mery. lindo lo que decís (bob es un grande)

      Eliminar
  10. hace unos días soñé con mi abuelo. Él también murió hace 5 años y lo primero que noté es que no puedo evocar su voz. En el sueño estábamos en la puerta de su casa, él barriendo, yo yéndome. Conversábamos. Cuando me desperté intenté en vano agarrarme un ratito más del sueño, no tanto para poder verlo (porque puedo rememorarlo) sino para escuchar su voz. Estoy segura de que esa voz del sueño, que no puedo reproducir en su mente, era exactamente la misma voz que tenía. Aunque despierta no pueda reconstruir su voz, en sueños estoy segura de haberlo hecho.

    Más allá de eso, tu entrada me hizo acordar mucho al inicio que más me gusta de la literatura argentina: el de El Aleph (y eso que Borges no es de mis favoritos).
    "La candente mañana de febrero en que Beatriz Viterbo murió, después de una imperiosa agonía que no se rebajó un solo instante ni al sentimentalismo ni al miedo, noté que las carteleras de fierro de la Plaza Constitución habían renovado no sé qué aviso de cigarrillos rubios; el hecho me dolió, pues comprendí que el incesante y vasto universo ya se apartaba de ella y que ese cambio era el primero de una serie infinita. Cambiará el universo pero yo no, pensé con melancólica vanidad; alguna vez, lo sé, mi vana devoción la había exasperado; muerta yo podía consagrarme a su memoria, sin esperanza, pero también sin humillación"

    Esa sensación que sobreviene a la muerte o a los adioses eternos, del mundo cambiando para siempre y dejando de ser el mundo de aquella persona que se murió o se fue es una de las sensaciones más extrañas y más chocantes que nos toca vivir.
    Resta decir que, como siempre que hablás de estos temas, terminé con un nudo en la garganta. Últimamente se me viene mucho a la cabeza la idea de que "yo siempre estoy triste". Así, textual. Quizás por eso el nudo. Y este comentario tan largo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, yo siempre estoy triste. es un bajón.
      tiene que ver con la belleza que encontramos en la tristeza y/o melancolía. hay que salir de ahi, urgente.
      que lindo el aleph, que linda vos.

      Eliminar
  11. Belén.
    Vengo leyendo siempre y no pudiendo comentar, por tiempo, espacio y diferentes motivos.

    Pero este post no se puede dejar pasar. Merece mas no sea un "lo leí... y me caló hasta el alma"

    Hoy vuelvo a entrar y me encuentro con el comentario de María, conmovedor, natural, sencillo. Me gustó mucho. Y me identifique con él.

    Y ahora te digo lo q pensé la primer vez q leí esta entrada:
    "el amor no mata Belén, el amor, tanto amor, perpetúa a las personas. Están acá, en nosotros"

    De las personas que perdí. (Aun no puedo llamar las cosas por su nombre) encuentro cosas en mi.

    Es eso, y no es sentimentalismo barato. Es creer, pensar, que no se fueron del todo q están un poquito acá por nuestro amor y el q nos dieron.

    No se si llegarás a comprender lo q digo. Yo no soy del pelotudeo de "escucha a tu corazón" o "seguí a tus sentimientos". Esas frases me parecen hechas y absurdas, sin sentido. Yo soy bien racional. Y te explico esto para q entiendas de q va mi comentario.

    Va de haber sentido lo mismo y hoy haber podido comprender o resignar ausencias, pero con la esperanza de seguir encontrando detalles en mi y mantener sus presencias evocando recuerdos. Contándole a la gente de ellos. Hablando sobre ellos. Hoy, y te lo digo con todo respeto, tu vieja está acá.

    Te dejo muchos besos, un gran abrazo. Adío.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que lindo que lo sientas así. quizá yo tambien puede, algun dia.
      abrazo grandote, gracias por leer.

      Eliminar
    2. Me gusta mucho cuando te tomas un tiempito y nos contestas. Te dejo besos. Adío.

      Eliminar
  12. Yo estoy enamoradooooooooooooo!!!!!

    ResponderEliminar

comentame toda