la unica diferencia entre la realidad y la ficción es que la ficción debe ser verosímil .- mark twain


mis padres fueron radicales, yo soy peronista, lo de progre vino por default. no entiendo la gracia de guardar secretos, nunca pude hacerlo; siempre lloro en todas las sesiones con mi analista así no siento que desperdicio 300 pé.

dos referencias básicas a la
hora de leer el blog: isidora es mi gata e inés mi psicóloga. con ellas conformamos el triángulo isóceles que perpetúa mi desequilibrio interior. y mis amigos, claro, protagonistas estelares de los numerosos diálogos que rellenan este blog. y mi mamá y mi papá que son los culpables de todos mis problemas emocionales (gracias freud).
que les sea leve, pues.


la vida no es como uno quiere. es como es (mirta legrand)

Buscar este blog

dijo de belén el caricaturista historiador bobrow: "el idiolecto de la autora de este blog asume todos los tópicos culturales más políticamente incorrectos de occidente sin por ello asumir su carga ideológica".

miércoles, 20 de julio de 2011

tarada de taras.-

las taras me taladran pausadamente el cerebro.se parecen a un reloj de pared que se quedó sin pilas y cuya aguja mayor se mueve como dando pequeños espasmos. o a una maquina de escribir en donde el dedo aprieta siempre la misma letra sin correr el cursor, amontonando las letras una encima de otra bajo un horrible pero rítimico compás.

las taras me agarran por épocas y un día como cualquier otro sin ningun pre aviso se van.

la tara a la que le tuve mas afecto fue la de los fósforos. la tipa iba al super, ¿viste? y compraba fósforos, los de la caja roja tenían que ser. y las iba apilando en la alacena. una caja con mi ajetreado ritmo culinario probablemente me durara 4 años, mas o menos.

también tengo taras con la música, ponele. me taro con una canción en particular, ¿viste? y la escucho veinte mil veces. la misma. puedo estar una semana entera escuchando una sola canción.

con las golosinas también me pasa. tengo épocas enteras donde solo como gomitas. de imprevisto, de un día para el otro, las gomitas son reemplazadas por plin plaff. y tras un par de meses, estos son reemplazados por caramelos ácidos.
pero mi última tara no es nada graciosa. me taré con una persona. la aguja se trabó espasmódicamente ahí, y martilla sin dejarme disfrutar las cosas que me pasan alrededor, obsesionandome al respecto.

después de tantos años de convivir con ellas, por primera vez me siento, indefectiblemente, una tarada.

1 comentario:

  1. No te puedo entender tanto. Tarde pero seguro, acá estoy.

    ResponderEliminar

comentame toda